Nueva campaña de recogida de firmas contra la zona azul y verde

13/03/2020

Una ciudadana de Telde denuncia los embargos por impagos, que considera ilegales, y acusa al Ayuntamiento de generar indefensión al vecino. Dice que llegan sanciones sin estar aparcada

Una residente de Telde, cuyo marido es empresario autónomo en Siete Palmas, ha iniciado una campaña de recogida de firmas para la eliminación de la zona azul y verde de la ciudad. Por el momento, la iniciativa ha empezado a recoger apoyos en Siete Palmas y en Vegueta, pero la propuesta es para toda la ciudad. «Tenemos ya unas 2.000 firmas», explicó Carmen Sánchez, la impulsora de esta propuesta, «queremos que sea gratuita, como ocurre en Santa Cruz de Tenerife».

La ciudadana decidió movilizarse a partir de 2018, cuando le llegaron las primeras órdenes de embargo. «Las multas son ilegales», sentencia, «generan indefensión entre los vecinos».

Como ejemplo de ello, Carmen Sánchez expone la cantidad de apercibimientos que la Agencia Tributaria Canaria le sigue enviando a su antigua casa del Mirador del Valle (donde hoy se encuentra el centro comercial El Mirador) por el impago de la zona azul de la avenida Pintor Felo Monzón, donde su marido tiene abierto un negocio.

«Le mando escritos al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria en los que queda claro que desde el año 2011 vivo en Telde y siguen enviando las multas al Mirador del Valle», denuncia, «lo hacen para embargarme».

Para ella, el procedimiento empleado por la Sociedad de Aparcamientos de Las Palmas (Sagulpa) no cumple con los requisitos exigibles para montar un procedimiento sancionador porque las fotos que se envían «no suelen identificar el sitio». Según Carmen Sánchez, «les pido que manden la fotografía para demostrar el supuesto incumplimiento y nunca me la enviaron».

No es la primera vez que se produce una reclamación en este sentido. En febrero se conoció el caso de un vecino al que el juez le reconoció el derecho a que se le devolviera el dinero cobrado por un embargo derivado del impago de la tasa. Este ciudadano alegó que no se le había impuesto una tasa sino una sanción y criticó que se le hubiera sometido a un embargo antes de obtener la respuesta a sus alegaciones.

«Esto se llama robarle al pueblo», insistió Carmen Sánchez, quien asegura que le llegan multas pese a haber pagado la zona de estacionamiento regulado.

Se queja esta ciudadana de que «todavía se está embargando a gente desde el año 2012».

Varias empresas de la zona se han mostrado dispuestas a colaborar en la campaña de recogida de firmas. «Se está presionando a los empresarios», advirtió en referencia a las dificultades en que se pone a la pequeña empresa.