Manifestación de taxis desde Siete Palmas a Julio Luengo

23/09/2018

Unos 800 taxis han sido convocados por la asociación ATAT a secundar una manifestación prevista para el día 17 y que está pendiente de autorización por parte de la Delegación de Gobierno. Una caravana de taxis irá desde Siete Palmas hasta el nudo de Torre Las Palmas.

El colectivo mayoritario del sector del taxi de Las Palmas de Gran Canaria, la Asociación de Trabajadores Autónomos del Taxi (ATAT), ha presentado un escrito a la Delegación de Gobierno en el que le anuncia la realización de una manifestación de taxis por la ciudad prevista para el próximo 17 de octubre. Esta protesta, planteada contra el «abandono más absoluto» del sector por parte del Ayuntamiento capitalino, se considera un complemento al paro de cuatro horas previsto para el 27 de septiembre.

La caravana partirá a las 08.00 horas del día 17 desde la calle Germán Dévora, frente al estadio de Gran Canaria, y discurrirá luego por la autovía de circunvalación, túneles de Julio Luengo, calle León y Castillo, Cayetano de Lugo, Luis Doreste Silva, otra vez por León y Castillo y Torre Las Palmas, donde se disolverá la concentración de protesta.

En total, se calcula que la manifestación dure unas tres horas.

«Se estima una participación de unas ochocientas personas y se hará cortando el tráfico rodado», explicita el escrito de la ATAT, «existe causa extraordinaria y grave para que dicha convocatoria se haga, ante la falta de comunicación existente en los últimos tiempos, con el consiguiente revuelo, disgusto e indignación que ha ocasionado entre los titulares de licencias de taxi de esta ciudad, a los cuales esta asociación representa».

El presidente de la ATAT, Francisco Reyes, tiende en todo caso la mano al grupo de gobierno. «Espero que sean capaces de sentarse a negociar y que podamos desconvocar las protestas», expuso. En las últimas horas, este representante de los taxistas tuvo un primer acercamiento con el Consistorio, representado por el asesor del área de Movilidad, Heriberto Dávila.

En este encuentro, la ATAT le hizo llegar las peticiones que podrían poner fin a las protestas, entre las que se encuentra el impulso definitivo a la implantación de la tarifa única del taxi en todo el término municipal. En estos momentos, el Ayuntamiento trabaja en el levantamiento de todos los reparos que la Comisión de Precios de Canarias puso a las tarifas propuestas por el Consistorio. En el grupo de gobierno se es optimista respecto a la posibilidad de que el Gobierno desbloquee esta iniciativa con las justificaciones que se están preparando en estos momentos y que supondrían que unos 31.000 vecinos de la periferia puedan acceder al servicio del taxi en las mismas condiciones que el resto de la ciudad, a cambio de una subida general de precios en torno al 13%.

Eliminar el cobro de los 18,39 euros por las inspecciones y ampliar el plazo de las mismas, así como agilizar las ayudas para la conversión de los coches en vehículos adaptados para personas con movilidad reducida son otras exigencias que hace el sector.

Uno de los puntos claves en el enfrentamiento con el Ayuntamiento, la prohibición de paso por la calle Galicia, podría ser negociado. «Que nos permitan pasar por Pío XII o que nos ofrezcan alternativas viables en esa zona en la que se colapsa el tráfico», dijo en relación a la transformación que está introduciendo el proyecto de la MetroGuagua.

Algunas de las propuestas que ATAT podría aceptar como compensación serían la creación de carriles guagua-taxi en Juan Manuel Durán, Menéndez y Pelayo o Néstor de la Torre; cambios en el sentido de circulación de la calle Barcelona; retirada de los maceteros de Paseo de Chil; y permiso para que los taxis pasen por el parque de Santa Catalina.

«Entendemos que son propuestas asumibles, no es nada complicado ni estamos pidiendo el cielo», aseguró Francisco Reyes.