Los primeros ‘policías democráticos’

21/06/2019

La primera promoción de agentes que entró a servir en la etapa democrática se reunió ayer en Santa Brígida, donde en 1979 estuvieron 45 días internos para formarse como policías

Fueron la primera promoción de la Policía Local que entró a servir en la etapa democrática. En las navidades de 1979, cuando el alcalde era Manuel Bermejo, 65 agentes reforzaron el cuerpo de seguridad capitalino. Habían pasado 45 días internos en lo que hoy es el hotel escuela de Santa Brígida, que en aquella época funcionó como academia.

Ayer volvieron a reunirse. La mayoría ya jubilados, quedan unos diez en servicio, volvieron a recordar cuando por envidia se les acusó de ser del MPAIAC, el movimiento independentista canario. «Fuimos la primera promoción que entró tras la muerte de Franco», explicaba Celso Jiménez, uno de ellos.

En aquel tiempo, un guardia cobraba unas 25.000 pesetas y no llevaba ni emisora, ni grilletes ni pistola. Lo único que portaban era la camisa larga, la corbata, el bloc de notas, un bolígrafo y la porra. Tampoco había móviles ni se patrullaba en pareja. «Por eso, los veteranos siempre nos aconsejaban que saliéramos con un duro en el bolsillo para llamar a jefatura desde una cabina telefónica si había algún problema», prosigue Jiménez.

Era el tiempo de los Seat 850, cuando solo los mandos podían coger los coches patrulla. Los guardias y los cabos «iban a pata».

De la academia de Santa Brígida no solo salieron policías locales de Las Palmas de Gran Canaria. También se formaron allí un agente de Puerto del Rosario, otro de Teror, otro de Guía, tres de San Bartolomé de Tirajana y dos de Ingenio.

Tras el periodo de formación, viajaron una semana a Madrid y Londres. En la primera ciudad fueron recibidos por Ramón Tamames. En la segunda conocieron a jugadores del Atlético de Madrid, como Leivinha y Luis Pereira, y visitaron las instalaciones Scotland Yard. «Ya entonces había diferencias», añadió.

A Juan Rodríguez Doreste le echaron abajo una oposición de 52 plazas de cabo porque «cambiaron las bases para dejarnos fuera».

  • 1

    ¿La playa de Las Canteras debería tener una zona nudista?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados