Los patines eléctricos irán por la vía cuando no haya carril bici

08/07/2019

El Ayuntamiento trabaja en una ordenanza que obligará a los patinetes a bajarse de la acera: solo podrán ir por las vías de ciclistas o, si no hubiere, por la carretera. La propuesta será sometida a un proceso de participación vecinal antes de que acabe el presente año

La proliferación cada vez más notoria de patinetes eléctricos en la ciudad, usados como medio de transporte alternativo al vehículo motorizado, ha obligado al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria a ponerse a trabajar en una regulación de su uso que deberá entrar en aplicación el próximo año.

El concejal de Movilidad del Consistorio, José Eduardo Ramírez, adelantó que la intención del grupo de gobierno es tratar de despejar las dudas sobre la manera en que este tipo de vehículos debe circular por las calles de la ciudad. Como norma general, el edil indicó que los patinetes eléctricos deberán circular por los carriles bici. Y solo cuando no exista esta infraestructura, los conductores de estos vehículos deberán circular por la calzada.

Queda por tanto excluida la posibilidad de que estos vehículos de movilidad personal puedan ir por la acera y por los carriles de paso exclusivo del transporte público ya que estos dos modos -el peatonal y el colectivo- seguirán siendo prioritarios en la ordenación de la movilidad.

«Al final veremos que este tipo de movilidad, como la que suponen los patinetes eléctricos u otros elementos similares, va a ser más frecuentes en los carriles bici que la que representan las propias bicicletas», expuso el concejal.

Ya hay otras ciudades españolas en las que se ha procedido a la regulación de la circulación de este tipo de vehículos. En el caso de Madrid, los patinetes eléctricos tienen que desplazarse por carriles bici y por cualquier calle donde la velocidad esté restringida a un máximo de 30 kilómetros por hora.

La capital española además distingue a los patinetes eléctricos y segways de otro tipo en función del peso y la velocidad que puedan alcanzar. Así, por ejemplo, obliga a los vehículos tipo tuk tuk, como los que circulan por Las Palmas de Gran Canaria, a ir por la calzada.

En el caso de Valencia, otra ciudad que ya ha regulado la circulación de vehículos de movilidad personal, se permite el tránsito por las calles peatonales -solo patinetes eléctricos y seagways- a una velocidad no superior a los diez kilómetros por hora.

Sin casco

El concejal de Movilidad aseguró que no se va a exigir el uso de casco para los conductores de los patinetes eléctricos, al igual que ocurre con la bicicleta en la ciudad, pero siempre es aconsejable por motivos de seguridad. Tampoco habrá exigencia de contratar un seguro, aunque en otras ciudades se establece una excepción a aquellos casos en los que se utilicen con fines comerciales o turísticos.

José Eduardo Ramírez aseguró que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria quiere someter la normativa en que se está trabajando en estos momentos a un proceso de participación ciudadana, similar al que se puso en marcha para que los vecinos pudieran aportar sus propuestas a la nueva ordenanza de playas. En principio, la idea que baraja el Consistorio capitalino es que a fines de este año se active la consulta popular para enriquecer, en lo posible, la normativa de los vehículos de movilidad personal.

Finalmente, la norma entraría en vigor a lo largo del año 2020, según las previsiones que maneja el concejal de Movilidad.

Los vehículos de movilidad personal, que cada vez tienen más aceptación en las diferentes ciudades de todo el mundo, no solo incluyen los patinetes eléctricos -que como normal general no sobrepasan los 30 kilómetros por hora de velocidad- sino también otro tipo de vehículos menos usados como monociclos eléctricos, segways y hoverboards.

  • 1

    ¿Le parece que el muelle de Sanapú, junto al acuario de Las Palmas de Gran Canaria, es el mejor sitio para instalar un astillero de yates de lujo?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados