Los niños del Pedro Hidalgo ya tienen donde cambiarse

06/02/2019

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria coloca un techo sobre la grada del José Vega Sepúlveda y ubica un vestuario provisional para los cerca de 200 integrantes del equipo del Cono Sur, que hasta el momento se cambiaban en el campo.

El Unión Pedro Hidalgo, club capitalino conformado por una cadena de cerca de 200 futbolistas, en su mayor parte niños y niñas, cuentan con un nuevo techo sobre la grada pero, fundamentalmente, con la instalación de unas casetas provisionales que harán las veces de vestuarios en las instalaciones del José Vega Sepúlveda El Cartero. Esto pondrá fin a la dinámica actual a la que se encontraban sometidos, sin instalaciones para cambiarse, y mudando su ropa a la intemperie en el recinto.

Augusto Hidalgo, alcalde de la ciudad, y el concejal de Deportes Aridany Romero, estuvieron visitando las renovadas instalaciones en compañía de una representación del club y del barrio, encabezada por Luis Alberto de la Iglesia, presidente de la entidad del Cono Sur. «Agradezco al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria que se haya acordado de nosotros, después de muchos años de marginación y de estar vistiéndonos de mala forma, desnudos en el campo y podamos tener unas instalaciones más dignas. Y animarlos a que sigan así y no se olviden más de nosotros», refirió el dirigente.

De la Iglesia aprovechó la visita de las autoridades municipales al recinto para reivindicar más mejoras en el campo. «Hay cosas que faltan por rematar, ya que ahora mismo son vestuarios provisionales, sin duchas para que se puedan lavar los jugadores. Para que todos se puedan duchar a la vez porque todos los días se hace un trasvase de niños durante toda la tarde, que van desde al campo al vestuario después de los partidos y entrenamiento, y no pueden ducharse y cambiarse todos a la vez», dijo.

«Se atiende a una vieja demanda de los usuarios», indicó Hidalgo.

Por su parte, el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria indicó que «se atiende una vieja reivindicación de los usuarios. Durante muchos años se ha solicitado que se techara el graderío del campo y que, sobre todo, pudieran tener un vestuario en el que poderse cambiar. Con unas condiciones que no son las más adecuadas para los niños. Es un tipo de obras que se está tratando de hacer en todos los campos de la ciudad».

Las distintas mejoras que se han realizado durante los últimos meses en el José Vega Sepúlveda de Pedro Hidalgo han tenido un coste total de 58.361 euros con cargo al Instituto Insular de Deportes, cuyo responsable principal Aridany Romero subrayó en el acto que «han dedicado en 2018 algo más de 1,3 millones de euros en actuaciones de mantenimiento, modernización y mejora de la equipación de varias instalaciones deportivas del municipio».

El césped.

Entre los aspectos que todavía quedan por mejorar en el José Vega Sepúlveda se encuentra el estado del césped artificial, colocado hace quince años y que evidencia el deterioro propio del paso del tiempo. Augusto Hidalgo se comprometió ante los responsables del club a afrontar su renovación. «En breve, como en muchos otros campos de la ciudad, actuaremos sobre el césped. Porque antes se ponía pero no estaba garantizado el mantenimiento. En la actualidad, este grupo de gobierno ha firmado, además del de la instalación, un contrato de mantenimiento con la empresa responsable que garantiza su cuidado», indicó.

El techado es una estructura de 115 metros cuadrados.

Según datos facilitados por el Ayuntamiento, se ha instalado una estructura metálica cubierta sobre la grada del campo de fútbol. Colocando 115 metros cuadrados de estructura con pórticos situados a cinco metros de distancia entre ellos, y fabricado todo en aluminio inoxidable de alta resistencia a la oxidación marina. Esta estructura, con un peso de 2.395 kilos, se ha fijado a la grada de hormigón existente.

Además, indican que la estructura metálica fue cubierta posteriormente con una lona textil de PVC de 140 metros cuadrados, de color blanco y con tejido interior de poliéster. Esta lona, con un peso aproximado de cien kilos, ha sido sometida a un tratamiento ignífugo que la hace resistente al fuego.

Por su lado, los nuevos vestuarios complementan los que ya existían. Son dos módulos con unas medidas globales de 12 metros de largo por 2,4 de ancho, que cuentan con bancos y zona de descanso para atender las necesidades, principalmente de los más pequeños, debido al uso intensivo que tienen estos campos, por lo que los equipos se cambiaban al aire libre.

  • 1

    ¿Debe perdonar el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Gran Canaria la deuda al cantante Manny Manuel?

    Sí.
    No.
    Ns/ Nc.
    Votar Ver Resultados