Los empleados públicos critican la subida de sueldo de los concejales

03/07/2019

Recuerdan que el Ayuntamiento les debe unos trece millones de euros y se concentran a las puertas de las oficinas municipales. También denuncian el aumento de cargos de confianza

El anuncio de la subida de sueldo de los concejales del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria (en torno a un 16% a los del gobierno y casi un 45% a los de la oposición) generó este martes una respuesta unánime de los sindicatos municipales, cuyos portavoces y otros trabajadores públicos decidieron manifestarse a las puertas de las oficinas municipales en señal de protesta. Los representantes de los empleados distribuyeron un comunicado que, bajo el título El tripartito de la vergüenza, manifiesta el malestar por la rapidez con la subida de salarios de los políticos y el retraso en el pago de complementos, pluses, horas extra y atrasos reconocidos en muchos casos por sentencia judicial.

«Ante esta iniciativa del ejercicio de poder al más estilo casta, debemos mostrar nuestra más enérgica repulsa», exponen los sindicatos en su comunicado, «mientras que los políticos y sus adláteres se aumentan sus ingresos sin un argumento que lo justifique adecuadamente, tenemos que observar que estos iluminados» denuncian a los trabajadores a través de un conflicto colectivo, bloquean la jubilación parcial, no aportan al plan de pensiones, no se aplica el complemento específico variable, se retrasan los abonos dictados por sentencia judicial y se baja el salario a tres trabajadores de la Agencia de Desarrollo Local, que están ganando lo mismo que en 2013 «por inacción pública».

El representante de Intersindical Canaria, Sergio Melián, asegura que la subida de sueldos «se hace ahora porque saben que en una semana la gente se olvida». Calcula que lo que el Ayuntamiento adeuda a los trabajadores ronda entre quince y diecisiete millones de euros.

Para Loli Cabrera, de UGT, es «una vergüenza» que todos los partidos hayan aprobado una subida salarial de esta magnitud sin antes haber solucionado los problemas de los empleados públicos. Este sindicato calcula que la deuda municipal está entre los trece y los catorce millones de euros.

En cambio desde la Unión Sindical de Policías y Bomberos (USPB), Víctor García calificó de «inoportuno» el aumento retributivo de los concejales. Entiende que esto refleja «las prioridades» de la nueva Corporación, máxime cuando «no se han resuelto los problemas del personal». Sumando los retrasos de los planes de pensiones y las ayudas sociales y médicas impagadas, calcula que los trabajadores deberían recibir unos ocho millones de euros. A ello habría que añadir los retrasos en las horas extraordinarias, en especial de policías y bomberos.

También incide en este aspecto Iván Jiménez, de Comisiones Obreras, para quien resulta descorazonador que a los empleados públicos se les haya subido entre un 1% y un 2,5% en los últimos cuatro años, y que los concejales se garanticen incrementos por encima del 16%.

Los sindicatos también criticaron que se haya aprobado una estructura de veintinueve cargos de confianza. «Estos cargos, lejos de resultar eficaces a los intereses de los ciudadanos, son nombrados para cubrir expectativas de los diferentes partidos políticos», lamentan.

  • 1

    ¿Cree que fue acertada la celebración de las campanadas en los locales de Vegueta?


    No
    Ns / Nc
    Votar Ver Resultados