Los desalojados de Paseo de Chil estarán 3 meses fuera de sus casas

    Cargando reproductor ...
16/04/2019

Los 12 vecinos de Ladera de Cuyás afectados por el derrumbe del jueves en Paseo de Chil estarán tres meses fuera de sus hogares, el tiempo que calcula el Ayuntamiento que durarán los trabajos de construcción de un muro de contención que garantice la seguridad de las 5 viviendas

Tres meses. Ese es el tiempo que calcula el Ayuntamiento capitalino que se prolongarán los trabajos de construcción de un muro de contención en la ladera de Paseo de Chil que se derrumbó en la madrugada del pasado jueves y que obligó al desalojo de los 12 vecinos residentes en las viviendas de la calle Ladera de Cuyás, situadas sobre la zona del desplome, que deberán permanecer hasta entonces fuera de sus hogares.

«Estamos haciendo una obra que genere total seguridad y tranquilidad a los vecinos de Ladera de Cuyás», explicó ayer la concejala de Fomento, Inmaculada Medina. Apuntó que «lo que hemos hecho, primero, es el decreto de emergencia para poder hacer la obra y, sobre la marcha, estaba trabajando la empresa encargada de hacer el muro de contención».

Añadió que el primer paso consistió en «quitar el gunitado que había», además de proceder a realizar «un alto de arena» con el objetivo de la que la maquinaria pesada pudiera acceder a la zona alta de la ladera que se derrumbó. Y «ahora lo que vamos a hacer es poner una capa de gunitado muy fina» para evitar que «la tierra, una vez se seque, siga corriendo».

Medina avanzó que «el próximo lunes estará aquí toda la maquinaria y el material necesario para empezar a colocar los tensores, el hormigón y el mallado para poder hacer el muro de contención en perfectas condiciones».

Tal y como habían considerado los técnicos municipales en los días posteriores al derrumbe, la actuación por la que se optado es la realización de perforaciones en la ladera de varios metros de profundidad que luego se rellenarán con hormigón para que sirvan de anclajes. Las cabezas de estos anclajes se unirán con el nuevo gunitado de hormigón creando así un muro con anclajes que garantice la seguridad de la zona.

Cargando reproductor ...

La edil de Fomento del Consistorio capitalino afirmó que «en estos momentos se está preparando todo el terreno para que en cuanto llegue la maquinaria y todo el material necesario, empezar a colocar los tensores y todo lo que haga falta».

En cuanto al tiempo que la docena de vecinos afectados por el derrumbe van a tener que continuar fuera de sus hogares, indicó que «no podemos comprometernos a decir que van a estar un mes, dos o tres». Sin embargo sí que señaló que «nosotros tenemos una previsión de tres meses, según nos ha dicho la empresa» responsable de los trabajos, aunque puntualizó que «es verdad que se está trabajando sin descanso».

Medina expuso, además, que los trabajos a desarrollar en esta parte de la capital grancanaria van a obligar a «ocupar cinco o seis de los garajes» que se encuentran en las inmediaciones de la zona afectada por el desplome, algo que se va a comunicar a los afectados de inmediato. «Los vecinos no los van a poder utilizar porque vamos a tener colocada toda la maquinaria», dijo.

Seguirán en el hotel

Los vecinos desalojados de las casas situadas sobre la zona del desprendimiento fueron alojados por el Ayuntamiento en un hotel de la ciudad y van a continuar residiendo en este establecimiento hasta que concluya la construcción del muro de contención. Desde Cohesión Social se informó ayer que se les prestará esta atención «todo el tiempo que sea necesario» y que el Consistorio asumirá el coste de «manutención y alojamiento». Además, se les está tramitando una ayuda de emergencia de 1.000 euros por vivienda.