Los dentistas piden a Sanidad que requise las historias clínicas de iDental

18/07/2018

El Colegio de Dentistas ha urgido este miércoles a la Consejería de Sanidad de Canarias a que requise las historias clínicas de los pacientes de iDental en Las Palmas de Gran Canaria y asuma su custodia, dado que esta sociedad va a ser desahuciada de sus oficinas en la ciudad este jueves.

En un comunicado, el Colegio de Dentistas de Las Palmas emplaza al Gobierno de Canarias a que asuma "su responsabilidad" en la custodia de esos expedientes de manera inmediata, porque considera que su Consejería de Sanidad es "la única competente" para hacerlo.

Los dentistas denuncian que, sin embargo, "el Servicio Canario de la Salud está tratando, por vía judicial, de eludir la responsabilidad que ostenta ante los pacientes de iDental de manera exclusiva" y ha recurrido la resolución dictada por el Juzgado de Primera Instancia número 2 de Las Palmas de Gran Canaria que le obliga a hacerse cargo de la custodia de esas historias clínicas.

El presidente del Colegio de Dentistas de Las Palmas, Francisco Cabrera Panasco, opina que "no se entiende" que la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias "pretenda, en el último momento, mantenerse totalmente al margen de esta crisis que afecta a miles de canarios, siendo su acceso a los historiales fundamental para la protección y el ejercicio de sus derechos ante los tribunales".

Conservar esos historiales clínicos, añade, también resulta necesario para que los pacientes puedan continuar en otras clínicas los tratamientos que iDetal les dejó "a medias".

El Colegio de Dentistas de Las Palmas alega que su organización "carece de competencias para actuar contra sociedades mercantiles no profesionales como iDental, a la que no puede aplicarse, por lo tanto, el Código de Ética y Deontología".

Esta corporación profesional también ha pedido a la Consejería de Sanidad que, ante el inminente desalojo de las oficinas de iDental en Las Palmas de Gran Canaria, adopte "medidas urgentes con respecto a la gestión de los residuos bio-orgánicos, deshechos sanitarios o aparatos radiológicos existentes en el interior de la clínica, al objeto de evitar posibles riesgos para la salud pública".