Lluvia fecal en la zona de Reina Mercedes

23/11/2018

La capital grancanaria registró 117 incidentes, la mayoría de ellos inundaciones y alcantarillas desbordadas. La urbanización Reina Mercedes volvió a inundarse, solo que esta vez fue con aguas residuales. En Cuevas Blancas los vecinos tuvieron que retirar las piedras que se desprendieron de la ladera sobre su carretera

Aunque la recogida de pluviales funcionó bien, a la urbanización Reina Mercedes le tocó lidiar esta vez con las aguas residuales. La entrada de agua de lluvia en el alcantarillado y la caída de unos siete metros de altura colapsaron la tubería de saneamiento frente a la urbanización y rebosó la alcantarilla. «El olor es tremendo», aseguró Juan Guerra, representante vecinal que se quejó de que el Ayuntamiento sigue sin darles una solución a estos vecinos que han tenido que soportar varias inundaciones en los últimos años.

Cargando reproductor ...

El concejal de Aguas, Roberto Santana, aseguró que ya se ha encargado a Emalsa que se estudie una solución para evitar que rebose el alcantarillado. Como consecuencia de este hecho, se inundó el aparcamiento en superficie frente a los bloques y se inundó un local comercial, al que las aguas residuales le salieron por el baño.

También hubo problemas en Cuevas Blancas, donde los vecinos tuvieron que quitar las piedras que se desprendieron de las laderas y que afectaron a las carreteras. «Llamamos al distrito para que nos ayudara y nos dijeron que lo pidiéramos por escrito», se quejó el representante vecinal Juan Carlos Lorenzo.

Cargando reproductor ...

Y en Cañada Honda, la calle se convirtió en una riada de madrugada.

Según informó el Ayuntamiento, las fuertes lluvias ocasionaron 117 incidencias en el municipio: 26 inundaciones, 33 alcantarillas desbordadas, 33 averías en el alumbrado y semáforos, 30 incidencias de Limpieza, 19 desprendimientos de cascotes en muros y edificios, y otros tres en parques.

Cargando reproductor ...

El túnel de se cerró en ambos sentidos de madrugada. Y dos personas fueron rescatadas por policías locales y bomberos de su vehículo tras verse afectado por un desprendimiento de tierra en La Cazuela.

El gran caudal de agua que llegó a La Cícer desde La Ballena cerró al baño esta parte de la playa.

El Ayuntamiento activó un dispositivo especial con más de 250 trabajadores de los servicios municipales básicos para atender las numerosas incidencias causadas por las lluvias torrenciales caídas en la ciudad durante la tarde-noche de este jueves y la pasada madrugada.