Las restricciones de tráfico en la GC-1, al menos hasta el viernes

11/12/2019

El Cabildo de Gran Canaria ha diseñado una respuesta de urgencia al derrumbe que ha obligado a cerrar dos de los tres carriles de la GC-1 en el acceso desde el sur a Las Palmas de Gran Canaria. La primera de las medidas no estará disponible al menos hasta el viernes, cuando se asegure el carril central de la vía. Esta noche se cierra por completo el tramo afectado a partir de las 23.00 horas para acelerar los trabajos, hasta las 05.30 horas de mañana jueves.

Según la explicación ofrecida este mediodía por el consejero de Obras Públicas del Cabildo de Gran Canaria, Miguel Ángel Pérez, las medidas de urgencia obligan a cerrar esta noche por completo el tramo de la GC-1 a su paso por el Tívoli, en la entrada sur de Las Palmas de Gran Canaria, entre las 23.00 y las 05.30 horas, para acometer obras de refuerzo del carril central, que todo caso no estará operativo hasta el viernes si no surgen contratiempos. Eso quiere decir que hasta entonces se mantendrá habilitado un solo carril, para el paso de vehículos ligeros, por lo que se recomienda a los conductores que elijan vías alternativas para evitar el colapso que se vive en la isla desde la madrugada de este miércoles.

Otra solución de emergencia supone el desvió del trazado actual hacia el interior, lo que afectará a unas 50 palmeras que ocupan actualmente la mediana de la autovía, la carretera con más densidad de tráfico de Canarias. El proyecto permitirá habilitar tres carriles provisionales, pero la obra requiere de al menos tres semanas para estar terminada, por lo que probablemente no estará en funcionamiento hasta la primera semana de enero.

En paralelo, por el procedimiento de urgencia este miércoles se adjudicó a Lopesan la obra para reconstruir el muro derrumbado, que obligará a levantar una nueva pared de entre 12 y 15 metros de altura y 60 metros de largo. Estaría terminada en junio, y el coste inicial previsto será de 1,5 millones de euros.

Al menos en las tres próximas semanas, todo el transporte pesado y público seguirá desviado por la GC-3 (Circunvalación), lo que obliga a alterar también algunos tramos de otras vías. Así, la desembocadura del túnel de San José tendrá salida franca hacia la Avenida Marítima en el nudo de Lady Harimaguada, lo que implica que se condena un carril en esa zona para facilitar el acceso de los vehículos que llegan desde la Cirncunvalación, como se aprecia en el video difundido en Twitter por la Policía Local de la capital grancanaria.