Historia que reivindicar

17/03/2019

El Gabinete Literario celebra su 175 aniversario con la vocación de reclamar su peso específico en la sociedad civil de Gran Canaria y mantenerse al tanto de las realidades del mundo actual para que formen parte de su labor cultural y divulgativa en la ciudad.

El Gabinete Literario arraigó como jalón cultural de Las Palmas de Gran Canaria el 1 de Marzo de 1844, día en el que está fechado su nacimiento y tuvo su comienzo una historia de 175 años, con los lógicos claroscuros de una vivencia tan longeva. La institución presidida por Juan José Benítez de Lugo y Massieu engalana sus emblemáticos pasillos para celebrar su aniversario con la intención de volver a ser vanguardia pero siempre enmarcando su pasado histórico.

La institución civil tiene en la actualidad 400 socios, aunque no todos están al día con el abono de sus cuotas. También cuenta con distinguidos patronos, pero espera, en palabras de su presidente, que la sociedad local comprenda el valor histórico y patrimonial que hay tras sus paredes.

El Gabinete Literario nació con la vocación de ejercer de fuerza matriz de una isla atrasada para su tiempo, a la que se había despojado de su relevancia al traspasar todos los poderes a la otra isla capitalina. Según Benítez de Lugo y Massieu en sus salones hubo reuniones trascendentales que a lo largo del tiempo dieron su fruto en movilizaciones tan importantes como la creación del Real Club Náutico, la Filarmónica o la lucha por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. «O la creación del primer colegio que hubo, el de San Agustín», interpela apasionadamente el alto directivo.

Nombres elementales en la historia de la ciudad fueron sus creadores

Nombres como Cristóbal del Castillo y Manrique de Lara, Domingo J. Navarro, Juan Evangelista Doreste o Antonio López Botas fueron algunos de los nombres que «emprendieron esta aventura. Auténticos patricios y defensores del progreso, cultural, social o económico de Gran Canaria. Para ello fundaron esta institución».

Pero, además, los actuales rectores del Gabinete quieren reivindicar el papel difusor de la cultura que han desarrollado durante años. Si las paredes hablaran, está claro que de ellas se proyectarían resonancias de las notas que, entre otros, tocara en sus salas Camille Saint-Saëns. «Todos los grandes aristas que en su día viajaban a América desde Europa hacían escala en la isla y visitaban el Gabinete. Toda la vida cultural se ha movido alrededor del Gabinete, ese es el acervo que podemos contar», subraya Benítez de Lugo.

Presente y futuro.

El presidente de una institución casi bicentenaria tiene claro que «toda sociedad que se para está condenada a desaparecer». Por ello indica que deben permanecer atentos a las realidades del mundo actual y formar parte de la creación de opinión en asuntos como «el cambio climático, en el que estamos muy concienciados a través de la oficina Unesco que tenemos aquí. O la revolución industrial 4.0, que ya está presente», aseveró.

La actual directiva responde que es complejo mantener la infraestructura, siendo una sociedad privada y autofinanciada. «El año pasado celebramos aquí más de 500 eventos, con días de casi tres eventos, y eso evidentemente es complejo para la salud del edificio, que por eso está deteriorada por el paso de los años», comentó.

Y entre los retos de futuro, algo que busca Juan José Benítez de Lugo y Massieu es la conexión con las nuevas generaciones. «Es una asignatura pendiente. Cuando voy a la Ópera aprovechó para hacer una especie de estadística y veo que la media es de sesenta años. Cómo va a haber un relevo generacional, si la gente no se forma desde pequeña es muy difícil recuperarlas para la cultura. Es necesario estimular a las personas para que participen de las industrias creativas, que son las más importantes en las grandes ciudades».

  • 1

    ¿Le parece que el muelle de Sanapú, junto al acuario de Las Palmas de Gran Canaria, es el mejor sitio para instalar un astillero de yates de lujo?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados