Aparece en Zárate una bicicleta que llevaba tres años desaparecida

Historia de esta bici

11/02/2018

Casi una pieza de museo, un recuerdo de cuando comenzó el servicio público de bicicletas. Apareció en Zárate, más de tres años después de haberse desvanecido. Una vecina escuchó una conversación en la calle y tras comprobar que el vehículo se quedaba abandonado, otra vez, llamó a Sagulpa, que la recuperó.

Yo no me juego las manos por una bici de las amarillas, déjala en los contenedores». La frase, pronunciada por uno de los portadores de la bicicleta, llamó la atención de una vecina de Zárate. Al asomarse, vio que el vehículo había sido depositado junto a la basura, con una colcha roja. Y llamó a Sagulpa (la sociedad municipal de aparcamientos de Las Palmas de Gran Canaria) para ver si la podían retirar.

El asombro de los trabajadores de Sagulpa cuando llegaron a Zárate fue mayúsculo. Se encontraban ante una de las bicicletas con que empezó el servicio de préstamo público, Biciambiental, allá por el año 2011. «Y no estaba en mal estado pese al paso del tiempo», explicaron desde la empresa, «creemos que tuvo que estar bien cuidada en un trastero o similar».

Aún así, la bicicleta ya se encuentra en los talleres de Sagulpa para poder ser reintegrada al servicio de préstamo público. Esto requiere algunas adaptaciones porque el vehículo tiene que acoplarse al nuevo sistema, que ya no es Biciambiental, sino que desde 2015 comenzó a operar bajo el nombre de ByBike, con nuevas bicis y cambios en la gestión de la prestación. «Se está poniendo al día la bicicleta encontrada en Zárate y se están adaptando los candados para ByBike», prosiguieron las fuentes consultadas por este periódico.

La sustracción de la bicicleta ha evitado que los usuarios del sistema recorran con ella una distancia de unos 13.000 kilómetros al año, que es aproximadamente lo que separa a Gran Canaria de las islas Hawaii. Además, desde Sagulpa se calcula también que «se ha evitado la emisión de unas 2,5 toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera y se ha sustraído del sistema unas 900 horas de uso, lo que supone unas 2.800 utilizaciones por parte de los usuarios» del sistema.

La bicicleta estará operativa para los ciudadanos de la capital grancanaria hasta que se ponga en marcha el nuevo sistema, Sitycleta, que está previsto que eche a andar antes de la próxima Semana Santa, aunque todo dependerá de la tramitación de la llegada de los nuevos vehículos.

Lo que le ha ocurrido a la bicicleta que apareció en Zárate no podría pasarle, al menos en teoría, a las bicis que vengan bajo el amparo de Sitycleta ya que éstas vendrán con un sistema de fijación con mecanismo antirrobo, además de un GPS a bordo que permitirá saber en todo momento la localización de cada una de las casi cuatrocientas bicicletas que conformarán el servicio público.

Más de 60 desaparecidas.

De acuerdo con los datos ofrecidos por Sagulpa a fines de 2017, en los últimos dos años, el sistema público de bicicletas ha sido objeto de actos vandálicos que han terminado por afectar a 348 de las unidades de que disponía la capital grancanaria. Esas 348 bicicletas son consideradas robadas o desaparecidas, si bien un total de 174 han sido recuperadas, reparadas y están disponibles para su uso.

En cambio, los daños sufridos por los vehículos han hecho que los mecánicos del sistema ByBike consideren que son irrecuperables 113. Otras 61 siguen robadas y desaparecidas. La que fue recuperada en Zárate pertenece a este último grupo.

El parque de bicis de la capital grancanaria es de noventa unidades que están en explotación, mientras que otras sesenta se quedan en almacén para reponer; además hay trece estaciones aparcabicis y un total de 134 candados.

Historia de esta bici

Con el nuevo modelo de bicicleta, la Sitycleta también vendrá acompañada de multas por dañar o robar los vehículos. Así, está previsto sanciones que oscilan entre los 60 y los 1.100 euros por estropear los vehículos. También tendrán que pagar 1.100 euros los que roben las bicicletas. Se considera hurto cuando no se devuelve la bici en un plazo de 48 horas. En teoría debe ser más fácil localizar las bicicletas que son robadas que con el sistema actual ya que la Sitycleta está geolocalizada. Otra de las novedades del nuevo sistema es que el préstamo será de pago por vez primera.