Hidalgo anuncia una inversión de 111 millones

22/05/2020

El alcalde promete un plan de desarrollo de obras e infraestructuras para impulsar la actividad económica. Definió la situación como «dantesca». La oposición le pide mayor eficacia en la gestión

El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, anunció ayer un plan de inversiones en infraestructuras de más de cien millones de euros como medida para reactivar la actividad económica en la ciudad, paralizada tras las medidas de confinamiento que el Estado impuso para frenar la pandemia de la Covid-19. Aunque no especificó el detalle de la propuesta, sí indicó que ya hay unos 51 millones de euros en proyectos en marcha, mientras que «en las próximas semanas» se licitarán otras doce iniciativas por valor de 50 millones de euros.

Con estas actuaciones se quiere generar 1.800 empleos, según se detalló en una nota de prensa posterior.

El regidor hizo este anuncio en el primer pleno que se celebra en la capital grancanaria desde que se decretó el estado de alarma y que tuvo lugar a petición de los grupos de la oposición para conocer las medidas que se habían adoptado desde el Ayuntamiento durante la crisis sanitaria.

Hidalgo sustentó su comparecencia en cuatro pilares: la seguridad, los servicios sociales, los recursos humanos y la economía.

En este último apartado fue donde hizo el anuncio del plan inversor en infraestructuras, aunque siempre matizó que el crecimiento que espera inyectar en la ciudad se hará sin desatender a la población más necesitada. «La gente que lo pasa mal va a seguir teniendo recursos ilimitados», expuso.

Precisamente el área de recursos sociales fue el que requirió una explicación más prolija, pues durante el estado de alarma se ha tenido que atender a más de 14.000 personas, muchas de las cuales no eran ni siquiera de este municipio. Esto fue especialmente reseñable en el caso de la asistencia a las personas sin hogar. «Casi el 50% de las personas acogidas no eran de esta ciudad», aseguró Hidalgo, «pero no hemos mirado de dónde venían». También resaltó el mantenimiento de la ayuda a domicilio y el reparto de tarjetas para la compra de alimentos a más de 4.500 familias.

La oposición reconoció el esfuerzo de los trabajadores sociales y de su concejala, Carmen Luz Vargas, pero también pidió un ejercicio de realismo y una mayor autocrítica por parte del gobierno.

La portavoz del Partido Popular, Pepa Luzardo, recordó que ellos ya habían presentado una propuesta de plan de reconstrucción de la ciudad por valor de cien millones de euros y criticó «el lío importante» en que han metido a los empresarios que tienen terraza en la ciudad y que siguen a la espera de que se les conceda la ampliación prometida. «Si quieren que disminuya el número de personas afectadas por los ERTE ayuden un poco a las terrazas», dijo. También propuso adelantar el pago de las subvenciones a las ONG.

Por su parte, Beatriz Correas (Ciudadanos) pidió una mejora de los niveles de gestión y lamentó la discriminación a que se ha sometido a los taxistas en comparación con Guaguas. También recordó el daño hecho a la Escuela Municipal de Educación Musical (EMEM) por la suspensión de la formación online, algo a lo que contestó Hidalgo diciendo que la suspensión del contrato se entiende como una medida para proteger el empleo.

El primer edil recordó que en la capital grancanaria más de 30.000 personas se vieron afectadas por los ERTE y otras 6.000 perdieron sus trabajos.

Francis Candil, de Coalición Canaria-Unidos por Gran Canaria, demandó una mayor eficacia en la gestión de los recursos y recordó que en la última liquidación presupuestaria, el nivel de inversión solo llegaba al 36%. Criticó que no se hubiera reactivado la EMEM y animó a ayudar a las terrazas para favorecer la generación de empleo. «No puede decirnos que con esos cien millones de euros van a solucionarlo todo», respondió al alcalde, «tienen que ser más eficientes y abandonar la autocomplacencia».

El Ayuntamiento ha activado medidas específicas para los sectores económicos de la ciudad por valor de siete millones de euros con el objetivo de proteger los negocios y apoyar el proceso de recuperación de pymes y autónomos eximiendo del pago de tasas para todo el ejercicio 2020. El alcalde dijo que es «la única ciudad entre las diez más grandes de España que ha suspendido la totalidad de las tasas municipales hasta 2021».

El Consistorio triplicó su gasto social en los últimos dos meses hasta llegar a los cuatro millones de euros en distintas líneas de ayuda.

La asistencia telefónica a través 010 registró más de 20.000 llamadas, con solo un 3% de error. También se tramitaron más de 26.000 trámites telemáticos.