Entrevista a Agustín Manrique de Lara

«Torres debe facilitar la inversión para recuperarnos»

18/05/2020

El presidente de la Confederación Canaria de Empresarios (CCE) de Las Palmas, Agustín Manrique de Lara confía en la capacidad del presidente del Gobierno de Canarias de consensuar el plan de reconstrucción económica y social que prepara. Aboga por facilitar e impulsar la renovación y modernización de la oferta turística de la mano del sector de la construcción.

—¿En qué situación se encuentra Canarias tras dos meses de parálisis de la actividad económica?

—Hemos pasado una primera etapa centrados en resolver la crisis sanitaria por el coronavirus con absoluto respeto a las autoridades sanitarias y a las medidas para frenarlo. Canarias lo ha hecho muy bien en este sentido y ahora entramos en una segunda etapa en la que debemos establecer planes y cerrar pactos para paliar el grave impacto económico que tiene. Las consecuencias que enfrentamos van a afectar gravemente a familias, empresas y administraciones públicas, y todos necesitamos que se recupere la actividad económica.

—Esa es la base del plan de reconstrucción que el Gobierno de Canarias pretende sacar adelante con el apoyo de sindicatos y empresarios. ¿Hay sintonía para alcanzar el consenso?

—Existe sensibilidad para alcanza acuerdos no solo por parte del Gobierno de Canarias, también por los sindicatos. Y por supuesto el compromiso de los empresarios es máximo. Es el momento de ir todos en la misma dirección. Después cada uno podrá seguir luchando por sus cosas.

—¿En qué punto está el documento canario que debería sentar las bases para la recuperación?

—Estamos en el momento más importante, en el de la búsqueda del consenso. Y hay disponibilidad por parte de todos para alcanzarlo.

—¿Tiene Canarias suficiente músculo para que el plan sea afectivo?

—El gasto público en los dos capítulos que más presupuestos consumen en las comunidades, educación y sanidad, va a subir por causas obvias, en un contexto en el que los ingresos de la comunidad van a caer en unos 1.000 millones de euros. Nos enfrentamos a una situación que exige un alto endeudamiento y la utilización de los superávits acumulados gracias a que la política presupuestaria de los últimos años de las administraciones públicas canarias ha sido muy prudente y responsable. Ahora, depende de que el Gobierno de España nos deje utilizar ese superávit.

—El Gobierno de España parece dispuesto a aceptarlo...

—No tenemos tiempo para promesas. Necesitamos hechos. Las administraciones públicas tienen que actuar con celeridad. No pedimos nada que no sea realizable. La ejecución del plan de reconstrucción exige por una parte un ficha financiera canaria, y que el Gobierno central se involucre. Pero hay otra parte que no depende de los recursos económicos, sino del liderazgo del Ejecutivo canario, y sobre todo de Ángel Víctor Torres, para aprobar medidas mediante Decreto que permitan dotarnos de un marco específico que agilice los trámites para materializar inversiones, de manera que se posibilite el resurgimiento de la economía y del empleo.

—¿Qué prioridades concretas deben marcar esa estrategia canaria de reconstrucción?

—El turismo es la preocupación central de sindicatos, empresarios y administraciones públicas. Debe materializarse por escrito un plan para afrontar un nuevo escenario turístico en el que necesitamos seguir compitiendo. El plan se debe enfocar a la adaptación y modernización de la planta alojativa, de la mano del sector de la construcción. Tenemos la mejor oferta turística, pero no a todos los niveles. Y disponemos de una oportunidad única para convertir una tragedia, la que ha supuesto la suspensión de la actividad turística, en una oportunidad para renovar la oferta en los próximos meses. Para lograrlo, insisto, no solo necesitamos recursos económicos, también una buena gestión para facilitar y agilizar los trámites que permitan materializar los proyectos.

“Más flexibilidad para utilizar la RIC”.

El presidente de la Confederación Canaria de Empresarios (CCE) de Las Palmas, Agustín Manrique de Lara, advierte de que será «muy complicado» cerrar el pacto para la reconstrucción social y económica de Canarias «si no se defiende con contundencia nuestro Régimen Económico y Fiscal» y una de las que considera sus principales herramientas: la Reserva para Inversiones de Canarias (RIC). «El REF canario es de toda la sociedad canaria, es consustancial a los derechos históricos de todos los canarios. Otras comunidades matarían por contar con instrumentos como la RIC, que obliga al empresario canario a invertir y capitalizar. No la podemos poner en riesgo cuando más la necesitamos». Más bien, al contrario, Manrique de Lara defiende «flexibilidad para utilizar esos más de 1.000 millones de euros que se acumulan cada año por la vía del bono canario, o por la de la flexibilidad en las dotaciones de esa RIC para que las empresas mantengan sus compromisos de inversión». «No hay herramienta más potente para tener mejor y más empleo, no podemos ponerle condiciones para hacerla inoperativa», resalta.

Manrique de Lara valora además la gestión del Gobierno de Canarias durante esta crisis sanitaria, «pese a las dificultades de avituallamiento que existen».

Pero reclama también el representante de la patronal un plan para «reestructurar la sanidad pública, no solo para afrontar la Covid-19, sino para reforzar servicios fundamentales como oncología, o para reducir las listas de espera, mediante la colaboración público-privada».