En huelga de hambre en busca de ayuda «para una casa de alquiler»

11/08/2018

Mbarka Gachbar y su madre deben dejar su residencia el 6 de septiembre pues la reclama su heredero. Pide al Ayuntamiento que la ayude a buscar una vivienda de alquiler que pueda pagar.

A las 07.00 horas de este miércoles inició Mbarka Gachbar una huelga de hambre a las puertas del Ayuntamiento capitalino con el objetivo de encontrar una solución a la situación límite en la que se encuentran ella y su madre, pues su padre falleció recientemente. Esta joven marroquí de 34 años lleva residiendo en la capital grancanaria desde el año 2000 con sus progenitores pero el próximo 6 de septiembre deberán abandonar la casa en la que residen en régimen de alquiler, en la calle General Vives, porque la persona a la que le ha correspondido por herencia la quiere recuperar.

Asegura que en cuanto les llegó el aviso de lanzamiento comenzó a moverse para buscar una alternativa, pero pronto se topó con el obstáculo que suponen sus escasos ingresos. «Yo tengo una paga porque tengo un 90% de discapacidad y mi padre cobraba una pensión pero entre los dos no llegamos a 1.100 euros», explica sin ocultar su angustia.

Añade que sus primeros intentos de alquilar una casa en una inmobiliaria se fueron al traste «porque me dijeron que con esos ingresos era difícil conseguirla». Explica que su situación es desesperada ya que «mi padre, que tenía 93 años y estaba encamado, falleció el día 30 de julio» y su madre acaba de ser sometida a una intervención quirúrgica.

Mbarka asegura que al ver que en el mercado inmobilario no encontraba una respuesta a su situación, acudió al Ayuntamiento, tanto al departamento de Servicio Sociales como al de Vivienda. Sin embargo, dice que tampoco encontró la ayuda que buscaba.

«En el Ayuntamiento dicen que no tienen nada para nosotros», explica quien asegura que ha optado por ponerse en huelga de hambre al ver que el tiempo pasa y no ve una salida. «¿A dónde vamos, a la calle?», plantea.

Recuerda que no busca «que me den nada gratis, sino lo que pido es que el Ayuntamiento me ayude a buscar una vivienda de alquiler que pueda pagar porque ninguna inmobiliaria me alquila porque los precios son muy altos y mis ingresos bajos».

Además, recuerda que al fallecer su padre se encuentra ahora en pleno proceso de «resolver papeles» y que de momento solo dispone de la paga a la que tienen derecho por la discapacidad que padece y que la obliga a «tomar 20 pastillas al día».

Pese a los problemas de salud que le puede acarrear la decisión que ha tomado, Mbarka está decidida a seguir adelante. «Voy a estar día y noche a ver si alguien nos da una solución».

Sin embargo su primera jornada de huelga de hambre no tuvo mucha respuesta del Ayuntamiento capitalino, ya que dice que ningún representante del gobierno local bajó a las puertas de las oficinas municipales de León y Castillo a hablar con ella. «No han venido ni a darme los buenos días», apunta quien insiste en que no busca caridad ni una vivienda gratis, sino una casa que pueda pagar.

Ayuntamiento

Fuentes del Ayuntamiento informaron que Servicios Sociales atendió este martes a Mbarka y «le ofreció acogerse a ayudas económicas pero lo rechazó porque necesita una vivienda». Además, indicaron que «el Ayuntamiento no dispone de viviendas públicas», por lo que se ha trasladado su expediente al Gobierno de Canarias.

  • 1

    ¿Cree acertada la limitación de la práctica del running en el Paseo de Las Canteras?

    Si
    No
    Ns / Nc
    Votar Ver Resultados