El traslado de arena de Las Canteras se inicia el lunes

08/12/2017

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria comenzará el traslado de arena excedente de la zona de La Puntilla al nuevo espacio de la playa de Las Canteras que se ha ganado mediante la construcción de la pasarela de la Cícer el próximo lunes 11 de diciembre.

Las Concejalías de Urbanismo y Ciudad de Mar van a coordinar el traslado de 2.500 metros cúbicos de arena que se llevará a cabo la próxima semana, entre el lunes 11 y el viernes 15 de diciembre, en horario nocturno, desde las 22.00 horas hasta las 06.00 horas. Para los trabajos será necesario utilizar cinco camiones de 15 metros cúbicos de capacidad, tres máquinas, dos situadas en La Puntilla y una en La Cícer, y cuatro operarios. El domingo, 10, por la noche, se actuará en la preparación de los accesos, y el traslado de la arena se realizará entre el lunes y el viernes.

La extracción de la arena se acometerá entre las calles Padre Cueto y la plazoleta de Saulo Torón. Para ello se acondicionará un acceso temporal a la playa para los camiones desde la calle Gomera. La profundidad de la excavación no superará en cualquier caso los cuarenta centímetros y se llevará a cabo con una pala cargadora. La pendiente resultante será idéntica a la natural de la playa.

El recorrido de los camiones con la arena se realizará por las calles Gomera, Eduardo Benot, Avenida Marítima, Túnel de Julio Luengo, Mario César, Fernando Guanarteme y Pizarro.

El Concejal de Urbanismo, Javier Doreste, señaló que «el traslado de arena es uno de los últimos pasos que damos antes de inaugurar totalmente la nueva pasarela de La Cícer, la plaza pública y los 2.500 metros cuadrados de playa que ganamos gracias a una actuación que mejora notablemente la fisonomía de una parte del litoral de la ciudad tan importante».

El concejal de Ciudad de Mar, José Eduardo Ramírez, aseguró que «procederemos a mover la arena que sobra en La Puntilla para llevarla a un espacio que se convertirá en un nuevo icono de la ciudad. Todos los trabajos se harán con el objetivo de no alterar el ecosistema. Los técnicos han realizado las mediciones y simulaciones necesarias previamente para poder llevar a cabo esta actuación».