El plan Vegueta-Triana prohíbe la apertura de nuevos bares en 17 calles

16/05/2018

El tripartito aprovechó la tramitación del plan Vegueta-Triana para vetar la instalación de bares, cafeterías y restaurantes en 17 calles del casco viejo de la capital grancanaria. Solo se permitirá abrir en traspasos con licencia en vigor.

Si un comercio cerrara en la calle Mayor de Triana y en su lugar un empresario quisiera montar un restaurante, un bar o una cafetería no podría hacerlo. Una vez que se apruebe de manera definitiva el plan especial de protección Vegueta-Triana, un total de diecisiete calles del casco histórico -en algunos casos, tramos de ellas- tendrá vetada la apertura de nuevos locales de ocio y restauración. Así se contempla al menos en el documento que fue aprobado ayer de manera inicial y que irá al pleno de fin de mes.

Esta disposición obedece a un cambio introducido por el grupo de gobierno en el documento durante la fase de exposición pública. Básicamente lo que se ha hecho es establecer un nuevo criterio para el uso recreativo y de ocio, pasando a contemplar todo el casco histórico en dos zonas diferentes -antes eran tres-, en las que se fijan además unas intensidades máximas de uso por calle.

De este modo, se identifica como saturadas de restauración las siguientes calles de Triana: Buenos Aires y Domingo J. Navarro, ambos en el tramo entre Pérez Galdós y Primero de Mayo; Perdomo, entre Triana y Viera y Clavijo; el pasaje de Lagunetas, entre Perdomo y Constantino; Francisco Gourié, entre San Telmo y Pilarillo Seco; Munguía, entre Francisco Gourié y Triana; Mayor de Triana, entre Perdomo y Constantino; Viera y Clavijo, entre Domingo J. Navarro y Perdomo; Cano, entre Arena y Travieso, así como entre Torres y Malteses; Pérez Galdós, entre Buenos Aires y Domingo J. Navarro, así como entre Perdomo y San Bernardo; San Nicolás, entre la Alameda de Colón y Primero de Mayo.

En cuanto a Vegueta, las vetadas son Mendizábal, entre Pelota y Montesdeoca, Armas, entre Calvo Sotelo y Pelota; Pelota, entre Mendizábal y Armas, así como entre Armas y Herrería; Montesdeoca, entre Mendizábal y la plaza de San Antonio Abad; esta misma plaza; y Doctor Chil, entre Reyes Católicos y la plaza del Espíritu Santo.

En ninguna de estas calles se podrá abrir un nuevo restaurante o cafetería salvo que se produzca la sustitución de una por otra, mediante un traspaso en el que la licencia de actividad sea la misma y siga en funcionamiento. En cambio, si se produjera un cese de la actividad, ya no se podría volver a instalar un negocio de este tipo

El concejal de Urbanismo, explicó que «desde hace tiempo, el Ayuntamiento ha apostado por controlar las terrazas y defender el espacio público, y que la ciudad no se convierta en una gran terraza». El edil indicó que se ha introducido este cambio en el plan especial de protección Vegueta-Triana «a petición de los vecinos».

Las dos zonas

El nuevo plan fija ahora dos grandes zonas con sus usos correspondientes. Por un lado, un área localizada en torno a las dos grandes vías peatonales y el núcleo fundacional. Aquí se permiten las salas de reunión y espectáculos -sujetos a estudios de incidencia ambiental- y se prohíben talleres y pequeñas industrias. En el resto de las parcelas se pretende que domine el uso residencial y se permiten talleres, usos culturales, de servicios públicos y administrativos.

Estos cambios fueron aprobados este martes en durante una comisión en la que la secretaria municipal puso reparos al procedimiento seguido en cuanto a la resolución de alegaciones. También echó en falta informes económicos y de Intervención. Al respecto, Doreste aseguró que las alegaciones se responderán en el pleno, cuando se apruebe el plan, y mostró su desacuerdo respecto a los informes económicos «porque esto no va a representar un gasto para el Ayuntamiento».

Una «tramitación chapucera», según el PP

Por su lado, el PP en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, pidió ayer al tripartito del PSOE-Podemos y Nueva Canarias, «que no eche por tierra con una chapucera tramitación final, el plan especial de protección de Vegueta-Triana». A través de una nota de prensa se informa que el plan, tras casi seis años de trabajo y tres de tramitación, fue llevado a la comisión sin ningún tipo de debate previo en los órganos municipales y con un dictamen negativo por parte de la Secretaría General de Pleno por carecer de los informes económicos preceptivos y haber resuelto alegaciones por órganos municipales sin competencia para ello. Y es que más el centenar de alegaciones que se presentaron al plan en su primera fase de exposición al público fueron resueltas en la Junta de Gobierno, cuando se tenía que haber llevado a Pleno Municipal.

Asimismo, se destaca que el expediente carece de los pertinentes informes del Órgano de Gestión Presupuestaria y de la Intervención General del Ayuntamiento que sustenten los cambios que se proponen en el plan y que tienen un contenido económico. «Tras varios años de trabajo, el tripartito en el tramo final de tramitación del plan especial ha optado por hacer las cosas mal, sin respetar y sin seguir una correcta tramitación, lo que somete todo el documento a una inseguridad jurídica que es perfectamente evitable», resaltó el viceportavoz popular, Ángel Sabroso.

El edil popular propuso que se rectifique el expediente, «ya que después de tanto esfuerzo y trabajo, es importante que en el tramo final de su aprobación se hagan las cosas correctamente». En esa linea, Sabroso también lamentó que hasta la fecha, el tripartito haya evitado el debate sobre algunas decisiones que se han incluido en el dicho plan, «cuando la filosofía y necesidad del mismo son compartidas plenamente por todos los Grupos de la Corporación».

«La actualización del catálogo de protección en VeguetaTriana, la revitalización de nuestro casco histórico o la ampliación de usos como el residencial o el turístico, son marca de la casa del Partido Popular en lo que al núcleo fundacional de la ciudad se refiere», recordó Sabroso, «y por eso nos agrada que se haya respetado esta línea con el actual gobierno tripartito. Sin embargo, convertir en una chapuza la parte final del expediente no podemos compartirlo».

Más críticas

Esta «chapuza» también fue denunciada por Ciudadanos, cuyo edil, Javier Amador, se posicionó en contra del expediente por los problemas surgidos a partir de las advertencias hechas por la secretaria municipal.

También lo criticó la portavoz de Unidos por Gran Canaria, Ángeles Batista, quien considera que «el gobierno municipal quiere saltarse la legalidad por la falta de informes necesarios» para tramitar el plan especial de protección Vegueta-Triana. Para ella, uno de los problemas que tiene el documento es que «no tiene en cuenta las alegaciones hechas por las asociaciones que están a favor de la conservación del patrimonio histórico».

Para ella, una de las actuaciones que más dudas genera es la de crear un aparcamiento en la calle Pérez Galdós.

  • 1

    ¿Le parece correcto que la próxima cabalgata del carnaval en Las Palmas de Gran Canaria vuelva a salir de La Isleta?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados