El cobro del IBI aporta casi 81 millones a las arcas municipales

30/12/2019

La previsión de ingresos del Consistorio capitalino en el periodo de cobro voluntario de este tributo asciende a 80.941.188,4 euros, lo que supone un incremento del 12,7% respecto a los 71.837.130,06 recaudados en 2018, incluida la vía ejecutiva. 257.630 recibos integran el padrón.

Rebeca díaz / Las Palmas de Gran Canaria

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria tiene una previsión de ingresos de 80.941.188,4 euros por el cobro del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) en el periodo de pago voluntario que se abrió el 5 de septiembre y expiró el pasado día 5. La cifra supone un incremento de 9.104.058,34 euros, un 12,7% más que los 71.837.130,06 recaudados por este concepto en el año 2018. Aunque hay que señalar que en el dato correspondiente al anterior ejercicio también se incluye lo contabilizado por vía ejecutiva, mientras que el actual no se contabiliza aún pues este periodo de cobro se abrió el 6 de este mes y concluirá el 20 de enero próximo.

Los 257.630 recibos que integran en la actualidad el padrón municipal suponen una subida de 633 respecto a los 256.997 del pasado ejercicio, es decir un 0.24% más. Apuntar que en el ejercicio pasado se produjeron un total de 1.719 bajas.

Del conjunto de recibos que se ha puesto al cobro en este periodo de pago voluntario del tributo de bienes inmuebles, 125.261 son los que se abonan por ventanilla -aquellos que no están domiciliados- y suponen un 48,62% de las facturas emitidas, que se traduce en unos ingresos de 39.353.605 millones.

Por su parte, el 51,38% de los recibos emitidos corresponden a la modalidad de pago domiciliado. Esto hace un total de 132.369 facturas que suponen unos ingresos de 41.587582 euros.

Hay que recordar que existen cuatro modalidades para abonar este impuesto municipal a través de entidades bancaria: plan de pago personalizado, que permite hacer frente al cobro del tributo en tres plazos (febrero, mayo y septiembre), en seis (febrero, marzo, mayo, julio, septiembre y octubre) o diez (febrero, marzo, abril, mayo junio, julio, agosto, septiembre, octubre y noviembre); el pago fragmentado en seis partes (junio, julio, agosto, septiembre, octubre y noviembre); el pago anticipado (junio); y por último, el pago en un único plazo (noviembre).

Señalar, además, que de estas posibilidades de abono domiciliado las tres primeras cuentan con una bonificación del 5% respecto a la cifra del recibo, mientras que la modalidad de pago único queda excluida de esta rebaja y ha de afrontar el cobro en el periodo de tres meses establecido como plazo para el periodo voluntario o bien hacer lo propio por la vía ejecutiva, lo que conlleva un incremento del precio inicialmente fijado.

empresas portuarias. Otro de los tributos que se han puesto al cobro de forma voluntaria en el mismo plazo que el IBI es el correspondiente a Bienes Inmuebles de Carácter Especiales (Ibice), que en el caso concreto de Las Palmas de Gran Canaria se limita a las empresas que se ubican en a zona portuaria capitalina. En este apartado se han tramitado 346 recibos, tres más que los 343 correspondientes al ejercicio 2018.

La previsión municipal de ingresos por este concepto asciende a 3.242.877, 43 euros, un 13,50% más que los 2.857.082,61 euros obtenidos el año pasado en la suma de la recaudación por vía voluntaria y por la ejecutiva.

Además, en este periodo se ha puesto al cobro el Impuesto de Actividades Económica (IAE), el tributo sobre bienes inmuebles de naturaleza rústica, la tasa por ocupación del suelo y vuelo de la vía pública con instalaciones publicitarias o la tasa de ocupación del dominio público local por actividades comerciales, mercantiles o industriales, (puestos en el rastro y ferias).