El carril central del Tívoli se reabrirá hoy

14/12/2019

El Cabildo informó ayer que la decisión se tomaría esta madrugada pero todo indicaba que la vía tendrá hoy dos carriles para vehículos ligeros. Una pareja de la Guardia Civil trasladó ayer en su coche a una mujer de parto al hospital por las retenciones

La reapertura al tráfico del carril central de la GC-1 a la altura del Tívoli para vehículos ligeros se producirá durante la jornada de hoy sábado. Así al menos lo preveía ayer el Cabildo de Gran Canaria, atendiendo a cómo transcurrían los trabajos para asegurar la zona que se estaban ejecutando. Sin embargo, al cierre de esta edición la noticia no estaba confirmada, porque la decisión final se tomaría de madrugada, informaron fuentes de la entidad insular.

La vía se cerró al tráfico por seguridad en la madrugada del miércoles tras registrarse el derrumbe del muro de contención que se ubica en la ladera sobre la que discurre este tramo de la GC-1, un día después de que se hubiera hecho lo propio con el carril derecho.

El presidente del Cabildo, Antonio Morales, explicaba en la mañana de ayer que no se habían producido «novedades significativas» y que se estaba «trabajando para hacer posible» que en la jornada de hoy sábado «esté habilitado ese carril con el que nos hemos comprometido» y que «todo sigue marchando tal y como estaba previsto».

Añadió que «a partir de ahí» el objetivo es que «podamos también dar continuidad al resto de la obra que se prevé esté para finales de año», dijo en alusión al proyecto de creación de tres carriles adicionales que se va a acomete en un periodo de tres semanas, tal y como avanzó este miércoles el consejero insular de Obras Públicas, y que se pretende esté operativo el 1 de enero de 2020, fecha en la que podrá regresar a este tramo de la GC-1 la circulación de guaguas y del resto del transporte pesado.

Una vez que se abran al tráfico los viales provisionales se procederá a demoler la calzada en esa parte de la vía y a rehacer el muro, que tendrá entre 12 y 15 metros de alto y 60 de largo, una actuación que podría estar acabada a finales de junio.

La reparación de la infraestructura, al igual que los carriles que discurrirán temporalmente por la zona que venían ocupando 48 palmeras -que se han trasladado y trasplantado al final de la antigua carretera de Telde a Jinámar, a unos 500 metros de distancia- se ha adjudicación de emergencia a la empresa Lopesan por 1.556.000 euros. Estos trabajos se espera estén ejecutado a finales de junio.

Mientras las actuaciones previstas se llevan a cabo, el tráfico volvió a resentirse ayer en la entrada sur a la ciudad. El propio presidente del Cabildo dijo que para llegar a primera hora desde Agüimes empleó «44 minutos» y optó por una ruta alternativa por «Aguatona, Ingenio, El Goro hasta la GC-1 y subir a la GC-3».

Recordar que la circunvalación (GC-3) es la única alternativa para vehículos pesados y para los que huyen de las retenciones en el Tívoli, por lo que ha incrementado su nivel de tráfico.

Esas retenciones para acceder a la ciudad obligaron ayer a la Guardia Civil a intervenir. Y es que una pareja del Subsector de Tráfico de Las Palmas atendió sobre las 08.00 horas, a la altura del aeropuerto, la petición de auxilio de un conductor que se dirigía con su mujer a un centro hospitalario capitalino porque estaba de parto y presentaba un embarazo de riesgo. Viendo que los recursos sanitarios tardarían en acudir, los agentes les llevaron en el vehículo oficial. Por fortuna llegaron a tiempo y la niña que esperaban nació esa misma mañana.