El bloqueo del bono social deportivo

26/06/2018

El Ayuntamiento no ha concedido ningún bono social deportivo en 2017 ni en lo que va de año. Los problemas del expediente en la tramitación son la causa del bloqueo, según el tripartito. Se contratará a una empresa para dar el servicio.

El bono social deportivo, una iniciativa del gobierno local para fomentar la cohesión social a través del deporte y los hábitos saludables en la población más vulnerable tanto en las instalaciones deportivas municipales como privadas, apenas ha funcionado en los tres años que tiene de vigencia. Si en 2016 se beneficiaron 323 personas, ni en 2017 ni en lo que vamos de año se ha podido activar esta línea de ayudas, en las que el Ayuntamiento asume por entero el importe de las inscripciones de los interesados siempre que se justifique que se atraviesa por una situación económica precaria.

El bloqueo que sufre esta línea de ayudas hay que encontrarlo en la tramitación del expediente. «Fuimos a mejorar el procedimiento y los técnicos nos advirtieron de que había que cambiar la subvención por el concepto de prestación de servicio», explicó el concejal de Deportes del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Aridany Romero, «porque Intervención nos advertía que de mantener la subvención se podría dar el caso de que por pagar veinte euros al mes a un vecino, le podría subir el tramo del IRPF, con lo que podría causar más daño que beneficio».

Así las cosas, se decidió impulsar la prestación del servicio a través de una ordenanza, pero cuando estuvo finalizada, la Secretaría General advirtió que habría de cambiarse para adaptarse a la nueva Ley de Contratos del Sector Público. Por eso, al final se ha optado por prestar el servicio a través de una empresa de gestión deportiva por un periodo de cuatro años, prorrogables otros dos, y un presupuesto en torno a los 200.000 euros. Los beneficiados podrán realizar actividad física en cualquiera de las instalaciones donde haya actividad deportiva dirigida.

«Lo que vamos a hacer es pasar de mil euros al año a unos 200.000 euros», aseguró el edil de Deportes.

«Fraude social»

Sin embargo, desde el Partido Popular estos datos reflejan otra faceta del «fraude social» que han venido denunciando en las últimas semanas cuando analizan el bono social del agua -que jamás se ha puesto en marcha-, el IBI social -y su escaso nivel de implantación-, el gasto social municipal -con 3,4 millones de euros de ayudas asistenciales y transferencias a familias sin ejecutar- o la renuncia a la prometida oficina antidesahucio.

El concejal Ángel Sabroso criticó que «el bono social deportivo, anunciado a bombo y platillo, no ha existido en todo el año 2017 ni en este 2018».

«El tripartito de PSOE-Podemos-NC ha demostrado ser un fraude social», insistió el portavoz municipal del PP, «del plan de rescate prometido, la intensa política social a desplegar, las prioridades sociales que justificaron el pacto, al final todo ha sido un fraude».

Los populares critican que en dos años se han ejecutado 663 euros de un total de 180.000 euros.

Sin embargo, para el responsable municipal de Deportes, el hecho de que el bono social deportivo no se haya podido poner en marcha como estaba previsto inicialmente no implica que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria no haya puesto en práctica medidas para facilitar el acceso de colectivos vulnerables a la práctica físico-deportiva. Así, enumeró el hecho de que se haya puesto a disposición 150 plazas gratuitas para niños con trastornos del espectro autista; el servicio, también sin coste, de los monitores que se ha desplegado por cinco parques de la capital; o el esfuerzo por llevar la lucha canaria a los colegios.

El bloqueo del bono social deportivo
«Vamos a reducir el precio de las actividades deportivas a la mitad»

El concejal de Deportes del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Aridany Romero, anunció que el nuevo formato del bono social deportivo se incluye dentro del programa de actividades deportivas dirigidas, con el que se quiere rebajar el precio. «Vamos a devolver las tarifas al año 2008, lo reducimos a la mitad», indicó el edil, «mucha gente no puede pagar cuarenta o cincuenta euros».

Romero agradeció al portavoz municipal del PP, Ángel Sabroso, «su nueva preocupación por el deporte, cuando él fue cómplice de los recortes que el Partido Popular metió al presupuesto municipal y al bolsillo de los ciudadanos, rebajando un 25% (1,5 millones de euros) las partidas deportivas; y además no hicieron nada para atender a los colectivos más desfavorecidos».

Por eso, en relación al bono social deportivo, reconoció los problemas que ha habido en la tramitación pero también los aciertos de la apuesta. «Es verdad que se ha dado a 323 vecinos, pero el Partido Popular no se lo dio a nadie», dijo.