Hidalgo mantiene el IBI social pese a las críticas de «fraude» del PP

12/06/2018

El alcalde de la ciudad, Augusto Hidalgo, anunció que mantendrá el IBI social a pesar de las críticas lanzadas por el PP de que no se ha pagado ni una ayuda desde 2016

El alcalde de la ciudad, Augusto Hidalgo, aseguró este lunes que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria va a «seguir ayudando a las personas desfavorecidas» a través del IBI social, a pesar de los desajustes denunciados por el portavoz del Partido Popular, Ángel Sabroso.

El PP calificó de «fraude social» el papel del tripartito (PSOE, Podemos y Nueva Canarias), «tras revelarse que ni una sola ayuda del IBI social, la medida estrella del actual equipo de gobierno, ha sido percibida aún por sus demandantes desde la entrada en vigor de la misma en el año 2016».

Basándose en los datos ofrecidos por el concejal de Bienestar Social, Jacinto Ortega, el PP aseguró que tras crearse en 2016, el IBI social solamente llegó a 5.200 personas de las 25.000 que había anunciado el tripartito.

«La medida estrella del tripartito, el IBI social, es un fraude. Un auténtico fraude social, que demuestra que de los 1,7 millones de euros que se habían presupuestado solamente se destinaron 384.000 euros, un 22% de toda la cantidad reservada», indicó Sabroso a través de una nota de prensa, «hoy sabemos que de las 5.200 personas a las que se reconoció la ayuda, ni una sola ha recibido la subvención. No han percibido ni un céntimo de euro».

Los más necesitados. Sin embargo, el alcalde destacó que lo reseñable es que la ayuda llegará a las familias más necesitadas. «Lo importante es que unas 6.000 familias de la ciudad se han visto beneficiadas de una ayuda que no existía cuando llegamos», sentenció el regidor socialista.

Hidalgo recordó que en la primera convocatoria el PP criticó al grupo de gobierno por el procedimiento, «que ellos decían que era precipitado», y luego «modificamos los requisitos pactándolos con la oposición».

En su opinión, la sociedad debería aspirar a que este tipo de ayudas no fuera necesaria. «Ojala desapareciera», indicó el primer edil capitalino, «pero la crisis económica todavía no se puede conjugar en pasado. Seguiremos ayudando a los más desfavorecidos».

Sin embargo, desde el Partido Popular se entiende que la preocupación social del grupo municipal de gobierno es más propagandística que real. «Este gobierno vendió que era el pacto de las personas, que venían a desplegar una intensa agenda social que se ha demostrado que es totalmente inexistente», aseguró en su nota de prensa el portavoz del PP, Ángel Sabroso.

«De autodenominarse el pacto social, han terminado por convertirse en el fraude social de PSOE-Podemos-NC para Las Palmas de Gran Canaria», sentenció el mismo edil.

La nota de prensa de los populares recuerda en este punto que la ejecución presupuestaria del 2017 en Servicios Sociales se dejaba un tercio del dinero sin tan siquiera comprometerse, en concreto, 6,5 millones de euros.

«Ahora vemos que la medida estrella del tripartito, con la que mandó cartas a todos los vecinos, que supuso páginas y páginas de suplementos publicitarios en prensa, radio y televisión ha sido un auténtico fraude. Es el problema que trae vivir del cliché, también en políticas sociales», sentenció Sabroso.

Para otorgar las subvenciones del IBI social se tienen en cuenta tres factores: el valor catastral de las viviendas, el número de miembros de la unidad de convivencia y sus ingresos brutos anuales. Combinando estos tres factores no sólo se amplía el abanico de posibles beneficiarios, sino que también se ajusta el importe de las subvenciones a las circunstancias de las familias solicitantes, propiciando así un trato igualitario y equitativo.