Día grande en La Isleta con la Virgen del Carmen

16/07/2019

La procesión reúne desde las 05.00 horas de este martes «una devoción que recorre fronteras» en las calles del barrio, engalanadas desde la víspera con alfombras de todos los colores.

La Isleta vivió este lunes su noche más larga, la de los preparativos de su día grande, la festividad de la Virgen del Carmen. O como se conoce en el barrio: el día de Ella. Los vecinos no pegan ojo y es que todo esfuerzo es poco para conseguir que sus calles luzcan en todo su esplendor para acoger el paso en procesión de la imagen por la que sienten una devoción que va más allá de la fe.

Por eso dedican muchas horas a engalanar las calles incluidas en el recorrido que iniciará hoy la patrona de los marineros cuando salga de su templo a las 05.00 horas con unas alfombras en las que ponen su cariño, su creatividad pero también su dinero. Pues costean los muchos kilos de sal y colorantes que hacen falta para elaborar estas pequeñas obras de arte con fecha de caducidad.

En la calle Romeral, por ejemplo, los residentes entregan «mensualmente una cuota» para comprar materiales y también alimentos para la romería ofrenda, además de lo necesario para el asadero con el que todos despiden las fiestas en esta calle «que es muy familiar», explica Josué Quevedo mientras trabaja junto al resto de sus vecinos en una alfombra que empezaron a trazar el domingo y de la que destaca que «hemos querido que sea tipo tapiz».

Apunta que han buscado «que fuera muy colorista y que tuviera muy presente el verde», para que casara con los adornos florales que la acompañan. Explica que las alfombras que realizan llaman la atención «porque trabajamos muy bien los difuminados y también nos gusta crear dimensiones».

A pesar de su juventud, reconoce que los más de 15 años que lleva junto al mismo grupo haciendo alfombras pasan factura, «por eso estamos dicéndole a la gente joven de la calle que tome el relevo».

Eso es precisamente lo que han hecho en la calle Menceyes. Por eso, este año Daniel Álamo ha sido el encargado de realizar el diseño de la alfombra, una tarea que venía haciendo su padre. Dice que su inspiración «la encontré en internet», pues no disponía de mucho tiempo. Fue así como apostó por una creación colorista, que implica mucho trabajo ya que el tintado de la sal es lo más laborioso. «Amasar es lo más complicado porque las lumbares te lloran», comenta mientras tiñe de color amarillo un saco de esa sal junto a su primo Joel Beltrán.

Tanto trabajo «merece la pena», confiesa ante la mirada de su tío, José Álamo, que entiende que «esto no se puede perder» y recuerda que hizo alfombras «desde que era niño», pero ahora las obligaciones laborales no se lo permiten.

Mientras el barrio se alfombra, la iglesia de la calle Benartemi acoge a los primeros fieles que quieren ver a la Virgen del Carmen en el trono y con los adornos florales, en los que ha trabajado Juansi Rodríguez. «Son claveles y rosas blancas y también lisianthus y delfinios», indica mientras mira a una imagen que este año estrena manto, regalo de la comisión de fiestas. Además, la Virgen y el Niño llevan vestidos nuevos, regalo de los costaleros.

El párroco del Carmen, Agustín Sánchez, no es muy amigo de este tipo de obsequios, pero sabe que «la devoción del Carmen traspasa fronteras» y que la declaración de Fiestas de la Ciudad «solo reconoció lo que el pueblo ya le había dado».

  • 1

    ¿Debe multarse a las personas que dan de comer a las palomas en las plazas?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados