Condenan a un paseante que se «aburría en casa»

24/03/2020

Un individuo fue condenado este lunes al pago de una multa de 720 euros por desobedecer las órdenes de confinamiento y salir a la calle sin autorización en la capital grancanaria.

El Juzgado de Instrucción número 1 de Las Palmas de Gran Canaria, en funciones de guardia, penó a este vecino de la capital como autor de un delito de desobediencia grave, sin circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal; a la pena de seis meses de multa con una cuota diaria de seis euros con la responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de libertad por cada dos cuotas de multa no satisfechas, e imposición de las costas.

Según los hechos reconocidos por el propio acusado, Sobre las 17:40 horas del día 22 de marzo de 2020, el acusado De 46 años y sin antecedentes penales, omitiendo deliberadamente las «restricciones a la libertad de circulación de las personas» establecidas por Real Decreto, paseaba por la calle Pintor Juan Ismael de Las Palmas de Gran Canaria momento en que fue sorprendido por una dotación de agentes del Cuerpo Nacional de Policía.

Requerido el acusado por los mencionados agentes para que «justificase su presencia en la mentada vía pública», el acusado inicialmente les contestó, faltando a la verdad, «que había ido a comprar tabaco», y como quiera que los agentes le pidiesen que les mostrasen el género adquirido, el acusado les dijo que lo dicho «era mentira y que se aburría en su casa», y como quiera que los agentes le ordenaron que debía regresar a su domicilio, el acusado, de manera intencionada, les espetó a los agentes que «no lo iba a hacer», negándose nuevamente tras la advertencia de que podía ser multado o detenido. Se volvió a negar a regresar a su domicilio y a ser identificado, siendo entonces advertido de que podía ser detenido por desobediencia.

El sujeto volvió a decir que no iba a volver a su domicilio y se negó a ser identificado pese a todas las advertencias manifestándole a los agentes que le dejasen «de molestar», que no iba va a volver a su casa y que va a «seguir paseando», tras lo cual finalmente fue detenido por los mencionados agentes del Cuerpo Nacional de Policía.