Barceló renuncia a la Roque Díaz

11/07/2018

El grupo hotelero iniciará este mes la remodelación del Julio Navarro con la construcción de una piscina de 25 metros. Renuncia a la actual para uso del Santa Catalina y creará un jardín público.

Las instalaciones de las piscinas Julio Navarro y Roque Díaz acogieron en la mañana de este martes la presentación del proyecto de reforma y ampliación que el Grupo Barceló va a desarrollar en este espacio, vinculado a la remodelación del hotel Santa Catalina del que es concesionario. Los trabajos podrían comenzar «antes de que acabe el mes», como avanzó la directora de expansión de la empresa, Pilar Parejo, en un acto al que asistieron el alcalde capitalino. Augusto Hidalgo; el concejal de Turismo, Pedro Quevedo; el edil de Deportes, Aridany Romero; y Pedro Estévez, presidente del CN Las Palmas, entidad que desarrolla su actividad deportiva en este espacio de titularidad municipal.

El proyecto a acometer en un entorno con unas «infraestructuras decrépitas», como señaló el regidor capitalino, ha sufrido alguna variación respecto al que se dio a conocer a los socios de la entidad deportiva que tiene la concesión de las instalaciones, en diciembre de 2017, y que se sometió a votación de esa masa social en febrero pasado.

Así, el Grupo Barceló renuncia a mantener la actual piscina de 25 metros -conocida como Roque Díaz y la más cercana al hotel Santa Catalina- para uso de su clientela y ganar los 1.300 metros cuadrados que ocupa como espacio ajardinado que se sumará al entorno del Doramas.

«Hemos acordado eliminar la piscina para completar la fachada trasera del hotel y que tenga la misma fisonomía», explicó Parejo. Añadió que así «la fachada del hotel quedará mejor y más integrada en el parque» y que la zona que se gane «se quedará como jardín público». Apuntó también que «el hotel tiene previsto estar abierto al jardín» como lo estuvo «en su día».

En cuanto a lo acordado con el club deportivo, Parejo señaló que se mantiene el compromiso adquirido de construir una nueva piscina de 25 metros que sustituya a la Roque Díaz pero con «las medidas reglamentarias». Esto es, tendrá «tres centímetros más» para situar los pulsadores y «será más profunda», con lo que «cumplirá las medidas que marca la Real Federación Española de Natación para hacer competiciones».

Mientras se ejecutan las obras, los usuarios del Club Natación Las Palmas van a poder seguir haciendo uso de la actual Roque Díaz.