La Guardia Civil trabaja en saber la causa que provocó el gran incendio

22/08/2019

La Guardia Civil centra las pesquisas del incendio que se inició el pasado sábado en el barranco del Andén, en el municipio de Valleseco, en saber la causa que originó el incendio, antes de ni siquiera plantear el qué o quién lo originó.

Así lo explicaron ayer fuentes del instituto armado que subrayaron que el protocolo en este caso de investigaciones arranca siempre en averiguar primero el cómo, es decir la causa.

Para ello se tienen en cuenta una multitud de factores que pueden ir desde el lugar exacto donde se inició el fuego pasando por la temperatura y el viento en el momento concreto del fuego, la accesibilidad o no a dicho espacio o el tipo de vegetación que hay en la zona en cuestión, por poner solo unos ejemplos.

Desde el instituto armado confirmaban este miércoles que están trabajando con todos los datos y recabando todo lo necesario para intentar aclarar cómo se originaron las llamas.

Tras aclarar el origen del incendio el siguiente paso será tirar del hilo para dar con la autoría del mismo. Unas pesquisas que se pueden prolongar durante el tiempo por la dificultad que entrañan siempre este tipo de investigaciones y por la virulencia de la llamas que han imposibilitado la inspección de la zona al estar durante días ardiendo la cola del fuego.

De momento las pesquisas se desarrollan de forma discreta tras estar volcados en el dispositivo de desalojo, vigilancia y realojo de los vecinos de los diez municipios afectados por el incendio forestal.

De hecho, desde el inicio del incendio las autoridades han repetido en varias ocasiones que no hay avances en cuanto a la investigación del origen del incendio y de la autoría del mismo, insistiendo en que el primer objetivo es luchar contra las llamas. Tanto el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, como el director técnico de Emergencias del Cabildo de Gran Canaria, Federico Grillo, han recalcado en varias ocasiones, a preguntas de los medios de comunicación, que se mantiene una línea de investigación para esclarecer lo sucedido pero que el momento actual es el de la extinción de las llamas, la reubicación de los desalojados y el regreso a la normalidad en los diez municipios afectados por el fuego.

Torres sí ha destacado cada vez que ha sido interpelado al respecto que la totalidad de los incendios forestales están provocados por el ser humano ya sea de forma consciente y deliberada, como el caso del incendio de Cazadores del pasado martes 13 de agosto, o por una imprudencia, como el que hace dos semanas se inició en Artenara al usar un hombre, ya encausado, una sierra radial en una finca de Las Peñas de Juncalillo, o por un negligencia.