La DGT ha adquirido un total de 291 unidades para toda España

La Guardia Civil dispone de 18 motos de última generación

25/01/2018

La Comandancia de la Guardia Civil en Las Palmas dispone de 18 nuevas motos de última generación para su unidad de Tráfico de Gran Canaria, diez para la capital de la isla y ocho para el sector de Maspalomas, según ha indicado este miércoles la delegada del Gobierno en Canarias, Mercedes Roldós.

La delegada ha subrayado que la Dirección General de Tráfico ha adquirido 291 nuevas motos de última tecnología para toda España, con mayor potencia y capacidad, para generar más seguridad por los guardias civiles y ofrecer un mejor servicio a la ciudadanía.

Las nuevas unidades están equipadas con radares móviles para el control de velocidad del tráfico

"De esas 291 motos, el 12 % han venido a Canarias -otras 17 para Tenerife- para renovar el parque antiguo y ofrecer mejores prestaciones, desde una rotulación amarillo flúor -distintivo de la Unión Europea- que mejora la visibilidad en condiciones meteorológicas adversas a una mayor capacidad para incorporar dispositivos para control de alcoholemia y drogas", ha agregado.

Roldós también ha desvelado que estas nuevas motocicletas también estará equipadas con radares móviles de alta tecnología y dimensiones más reducidas para el control de velocidad del tráfico, lo que, en su opinión, "es una buena noticia para mejorar tanto la actuación de la Guardia Civil de Tráfico como para rebajar los índices de siniestralidad de Canarias".

"Ahora, que ya salimos de la crisis, se puede mejorar la dotación de recursos materiales y en este caso son motos, pero el año pasado presentamos 18 nuevos vehículos y, en breve, nos llegarán otros 23 nuevos coches para la Guardia Civil", ha resaltado la delegada, quien ha añadido que también hace pocas fechas fueron presentadas otros 45 nuevos vehículos para la Policía Nacional en las islas.

En su opinión, el Gobierno de España está dotando a los cuerpos y fuerzas de seguridad en Canarias de más equipamientos para que puedan mejorar aún más su labor diaria.

Las 35 nuevas motos para Canarias, que han costado más de 400.000 euros, añaden a las prestaciones propias de su fabricante un equipamiento de última tecnología para facilitar el control del tráfico de unos agentes, que dispondrán de una máquina que supera los 300 kilos y que tiene un motor de 1.200 centímetros cúbicos, con 125 caballos de potencia.