El pinar puede recuperarse «en dos o tres años», la laurisilva en mucho más

19/08/2019

El incendio, que se propaga alimentado por la explosiva combinación de altas temperaturas, vientos y baja humedad, ya ha quemado una parte importante de la reserva verde de la isla, desde la laurisilva y el pinar al matorral de transición

Va a llegar y va a afectar al pinar. Desde luego es preocupante y anímicamente nos afecta a todos pero dentro de dos o tres años Tamadaba volverá a ser igual y lo importante es que no haya daños humanos», afirmó.

Por su parte, el portavoz de la Federación Ecologista BenMagec, Ecologistas en Acción, Eugenio Reyes, ha expresado que la imagen que está dejando el incendio forestal originado en Valleseco, que afecta a cinco municipios, el pinar de Tamadaba y unas 3.400 hectáreas de la zona más verde de Gran Canaria, «resulta verdaderamente desoladora».

En cuanto a las consecuencias del incendio, revela que el fuego ha quemado una importante de la reserva de laurisilva, pero también pinar, matorral de transición y se ha adentrado en el pulmón verde de gran valor ecológico y medioambiental, como es el pinar de Tamadaba, una joya de la naturaleza que ahora mismo está herida. De todos estos ejemplares afectados, «el que más tiempo tardará en recuperarse será la laurisilva, porque tiene un ciclo mucho más lento».

Respecto al incendio de copa de pinares, que es muy espectacular y peligroso por la velocidad de propagación y virulencia, Reyes asegura que también es uno de los primeros que se recuperan tras un incendio. «En estos no va a ver gran problema para su recuperación tras el fuego», aseguró.

El portavoz de Ben Magec destaca la necesidad de que una vez haya concluido se haga un análisis de las circunstancias del peligroso incendio forestal. Para Reyes todos los incendios son por causas humanas y se dan en entornos urbanos, «por consiguiente hay una deuda pendiente no con la prevención sino con la educación, esa es la primera batalla, porque los incendios no se están produciendo en las zonas boscosas, sino que se extienden a las zonas boscosas saliendo de los cascos urbanos».

El ecologista sostiene que el fuego llegó a Tamadaba tras transformarse en un gran incendio a raíz de la presencia en el terreno de la continuidad de material inflamable, del que destacó como muy importante la presencia de especies invasoras, de las que nadie quiere hablar de ellas, entre las que citó la caña común, que invade fondos de barranco. La que da continuidad térmica entre laurisilva y pinar son cañaverales, especie invasora que ha propagado el incendio de la manera que ha ocurrido.

Otro factor desencadenante han sido las altas temperaturas, con más de 40 grados centígrados, y la combinación de humedad relativa baja, de menos de 40%, más vientos que superan los 40 kilómetros por hora en zonas de barrancos. Esto ha generado los famosos bufos, con vientos ascendentes de diferentes velocidades y temperaturas elevadas.

  • 1

    ¿La playa de Las Canteras debería tener una zona nudista?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados