Inversión en carreteras

El Gobierno aprueba 228 millones para la carretera de La Aldea

15/05/2018

El consejero de Obras Públicas, Pablo Rodríguez, asegura que las obras de la segunda fase se iniciarán antes de que finalice este ejercicio. La ejecución se prolongará durante casi seis años

El Consejo de Gobierno de Canarias dio ayer luz verde a un gasto plurianual de 228 millones para la ejecución de las obras de la segunda y última fase de la carretera de La Aldea, concretamente del tramo que une El Risco con Agaete. El vicepresidente del Gobierno y consejero de Obras Públicas, Pablo Rodríguez, señaló que una vez se adjudique la obra, el plazo de ejecución se prolongará unos 70 meses -en torno a cinco años y medio-. Aseguró además que cumplirá su compromiso y los trabajos empezarán antes de que acabe este ejercicio.

La aprobación de este gasto plurianual -IGIC incluido- por parte del Ejecutivo se produce después del informe favorable de la Intervención de la Comunidad Autónoma, en el que se recoge que la financiación estará contemplada en el convenio de carreteras que Canarias firmará con el Estado cuando se aprueben los Presupuestos Generales para 2018.

Se trata de una obra de «enorme complejidad técnica», según detalló Pablo Rodríguez, ya que a la difícil orografía de la zona -abrupta y montañosa y en la que además se encuentra el risco de Faneque- se une la dificultad del propio proyecto, que incluye ocho túneles y dos viaductos.

El nuevo trazado de la vía permitirá reducir en un 55% el recorrido, lo que además de mejorar la conectividad del municipio, «garantiza la seguridad para los usuarios y funcionará como un revulsivo económico y social que hará la vida más fácil» para esta zona de Gran Canaria, según el consejero. Por todos estos motivos, añadió, «la vía Agaete-La Aldea es una obra prioritaria para el Gobierno».

Detalló que el pliego técnico del proyecto se aprobará en los próximos días y saldrá a licitación «lo antes posible». En cualquier caso, confirmó que dará cumplimiento al compromiso adquirido para que los trabajos estén adjudicados e iniciados este mismo año.

A mediados de 2017 la Consejería de Obras Públicas procedió a la redacción y actualización de esta segunda fase, que además pasó el proceso de revisión no sólo de Obras Públicas sino, nuevamente, de Medio Ambiente.

Revulsivo. La primera fase de la carretera Agaete-La Aldea -los diez kilómetros desde El Risco a La Aldea-, se abrieron el año pasado después de unos trabajos que costaron en torno a 100 millones de euros. Esta obra, señaló el consejero Pablo Rodríguez, ya supuso un revulsivo para el municipio «y así lo han reconocido los empresarios locales». Por eso, insistió en su convencimiento de que esta segunda fase, más compleja tecnicamente por las características del terreno, «van a contribuir a un mayor desarrollo del norte de Gran Canaria».

Después del Consejo de Gobierno, el vicepresidente se reunió con los alcaldes de La Aldea y Agaete para comunicarles el acuerdo adoptado.

El Consejo de Gobierno de Canarias dio ayer luz verde a un gasto plurianual de 228 millones para la ejecución de las obras de la segunda y última fase de la carretera de La Aldea, concretamente del tramo que une El Risco con Agaete. El vicepresidente del Gobierno y consejero de Obras Públicas, Pablo Rodríguez, señaló que una vez se adjudique la obra, el plazo de ejecución se prolongará unos 70 meses -en torno a cinco años y medio-. Aseguró además que cumplirá su compromiso y los trabajos empezarán antes de que acabe este ejercicio.

La aprobación de este gasto plurianual -IGIC incluido- por parte del Ejecutivo se produce después del informe favorable de la Intervención de la Comunidad Autónoma, en el que se recoge que la financiación estará contemplada en el convenio de carreteras que Canarias firmará con el Estado cuando se aprueben los Presupuestos Generales para 2018.

Se trata de una obra de «enorme complejidad técnica», según detalló Pablo Rodríguez, ya que a la difícil orografía de la zona -abrupta y montañosa y en la que además se encuentra el risco de Faneque- se une la dificultad del propio proyecto, que incluye ocho túneles y dos viaductos.

El nuevo trazado de la vía permitirá reducir en un 55% el recorrido, lo que además de mejorar la conectividad del municipio, «garantiza la seguridad para los usuarios y funcionará como un revulsivo económico y social que hará la vida más fácil» para esta zona de Gran Canaria, según el consejero. Por todos estos motivos, añadió, «la vía Agaete-La Aldea es una obra prioritaria para el Gobierno».

Detalló que el pliego técnico del proyecto se aprobará en los próximos días y saldrá a licitación «lo antes posible». En cualquier caso, confirmó que dará cumplimiento al compromiso adquirido para que los trabajos estén adjudicados e iniciados este mismo año.

A mediados de 2017 la Consejería de Obras Públicas procedió a la redacción y actualización de esta segunda fase, que además pasó el proceso de revisión no sólo de Obras Públicas sino, nuevamente, de Medio Ambiente.

La primera fase de la carretera Agaete-La Aldea -los diez kilómetros desde El Risco a La Aldea-, se abrieron el año pasado después de unos trabajos que costaron en torno a 100 millones de euros. Esta obra, señaló el consejero Pablo Rodríguez, ya supuso un revulsivo para el municipio «y así lo han reconocido los empresarios locales». Por eso, insistió en su convencimiento de que esta segunda fase, más compleja tecnicamente por las características del terreno, «van a contribuir a un mayor desarrollo del norte de Gran Canaria».

Después del Consejo de Gobierno, el vicepresidente se reunió con los alcaldes de La Aldea y Agaete para comunicarles el acuerdo adoptado.

  • 1

    ¿Le parece oportuno que la Armada exhiba las mayores maniobras del año en la playa de Las Canteras?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados