El ensanche del tramo bajo de la GC-41 afecta a 78 parcelas privadas

28/11/2019

El Cabildo tiene el proyecto aprobado pero habrá de expropiar suelo. Las obras costarán 5,3 millones de euros. La ampliación abarca 2,3 kilómetros de la carretera entre Telde y Valsequillo

La ejecución del ensanche del tramo bajo de la GC-41, la carretera que enlaza Telde con Valsequillo, afectará a 78 parcelas privadas, según consta en el proyecto de acondicionamiento de esta vía, que promueve, financia y mandará realizar el Cabildo, pues la calzada es de su competencia. La necesaria ocupación de estos suelos exigirá incoar un procedimiento de expropiaciones, cuya tramitación retrasará algo más el inicio de las obras pese a que el proyecto, que exigirá una inversión de 5,3 millones de euros (5.386.164 euros), ya ha sido aprobado por la Consejería de Obras Públicas, que coordina el socialista Miguel Ángel Pérez.

La superficie privada afectada por los trabajos está muy atomizada. No en vano, la extensión de los terrenos que hay que ocupar oscila entre los 3.000 metros cuadrados de los más grandes a otros, bastantes, de apenas 5 o pocos más metros cuadrados. Este periódico intentó conocer ayer el estado en el que se halla este proceso, pero al cierre de esta edición el Cabildo aún no había facilitado información alguna.

La propuesta técnica consistirá básicamente en la ampliación de la plataforma de la calzada en el tramo de la GC-41 que discurre entre los puntos kiométricos 17+330 y 19+640, es decir, que afectará a la parte de la carretera que enlaza la glorieta de Lomo los Muertos, la que se halla entre el final de La Herradura y la subida a Balcón de Telde, con un punto situado unos metros más arriba de la entrada a Tecén, pasada la entrada a la estrecha vía del llamado Camino de Piletas.

Este tramo de 2,3 kilómetros es el que peor estado presenta de la antigua carretera que une estos dos municipios. Es estrecho e incluye curvas peligrosas y sin apenas visibilidad. El proyecto permitirá mejorar la planta, el alzado y la sección transversal sin alterar el trazado de la carretera actual, salvo en aquellos casos en que se hace necesario. Para el ensanche se ganará más espacio por el lado del terraplén que por el talud o cantil. La plataforma del tronco principal constará de una única calzada pero a la que se dotará del ancho suficiente para contar con dos carriles, uno por cada sentido, de 3,25 metros cada uno, un arcén al lado derecho en sentido ascendente, hacia Valsequillo, de un metro de ancho, y otro de 0,50 metros por el lado izquierdo. También contempla aceras, pero solo en la parte más próxima a la glorieta ya existente de Lomo de los Muertos y para dar acceso a los peatones a una parada de guaguas.

Nueva rotonda en Tecén

Este proyecto de acondicionamiento conllevará además la construcción de una nueva rotonda justo en el punto donde confluyen dos accesos o salidas a los barrios de Tecén y Montaña Las Palmas. Además, por el lado derecho en sentido ascendente se habilitará una cuneta longitudinal para la conducción del agua de lluvia y en varios puntos se dispondrán drenajes transversales para la evacuación del agua ladera abajo.

Desaparecerá la curva más peligrosa

Este proyecto lleva en trámites desde 2011. Arreglará el trozo que falta en la GC-41. En el 2000 se acabó el tramo más próximo a La Barrera. A finales de esa década se mejoró otro entre Las Longueras y la rotonda de Lomo Los Muertos. El previsto ahora hará casi desaparecer la curva más peligrosa.

  • 1

    ¿Los desvíos de tráfico por El Sebadal y el Acuario acabarán con los atascos en la salida del Puerto de La Luz?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados