El ‘cocoon’ sube un 100% el éxito de las reforestaciones

    Cargando reproductor ...
13/03/2020

El Cabildo prueba en Artenara la eficacia de un depósito biodegradable que aporta agua a la planta. Los mejores resultados se dan con ejemplares de acebuche y de pino canario.

Un depósito biodegradable que aporta agua lentamente a la planta, llamado cocoon, ha subido hasta un 100% la supervivencia de las especies con las que el Cabildo ha reforestado una parcela en Tifaracás, en Artenara. Es una de las conclusiones del proyecto Life Green Link que acaba de finalizar; un plan a 4 años, de 2016 a 2020, que contó con un presupuesto de 2,8 millones de euros (2.891.702 euros), de los que la UE financió 1,7 millones. El Cabildo aportó 321.319 euros.

La consejera insular de Medio Ambiente, Inés Jiménez, que ayer compareció para hacer balance del programa junto a dos técnicos del proyecto, Francisco González, del Cabildo, y Gustavo Viera, de Gesplan, informó de que en Tifaracás se han plantado con cargo a este Life 4.409 ejemplares, entre acebuches, pinos canarios, sabinas y almácigos, y anunció un post-Life, de cuatro más, durante el que se seguirán haciendo reforestaciones en las más de 500 hectáreas disponibles en Tifaracás.

Este proyecto, enmarcado en una línea de financiación europea para luchar contra el cambio climático, buscaba estudiar la viabilidad del artilugio, creado en Holanda, para usarlo en reforestaciones. Hecho de cartón reciclado, tiene forma de un donut hueco, con un agujero central. Se coloca bajo tierra con la planta en el centro y se carga de agua, con hasta 25 litros. Por capilaridad va suministrando poco a poco el riego que precisa el árbol.

Este Life fue desarrollado por el Cabildo en colaboración con la empresa pública Gesplan y junto a socios del resto de España, Grecia, Italia y Holanda, y se ideó para explorar alternativas eficaces, en este caso, la del cocoon, para contribuir a la restauración de zonas desertificadas. La isla tiene puntos de alto riesgo.

En el proyecto, en total, se plantaron 24.000 árboles en seis parcelas experimentales en Italia, en Grecia (una en cada uno de esos países) y cuatro en España, en Almería, Valencia, Cataluña y Gran Canaria.