90 mujeres participan en la primera trashumancia femenina de España

10/10/2019

La iniciativa busca visibilizar el trabajo de las féminas en el mundo rural, casi siempre en la sombra. La ‘mudá’ recorrerá 9 kilómetros en dos horas con 350 ovejas entre dos puntos de Gáldar.

G. Florido / Las Palmas de Gran CAnaria

La imagen más habitual de una trashumancia en Canarias es la de un grupo de pastores, con cachorro y garrote, al frente de una alfombra blanca de cientos de cabezas de ganado. Pero la mudá no es solo cosa de hombres. Ni ahora ni antes. También van mujeres y, sin embargo, no salen. Están en la sombra. Con esa inercia quieren acabar este sábado un grupo de 90 mujeres vinculadas al sector primario insular. Participarán en la primera trashumancia íntegramente femenina de España. Será en Gáldar y no habrá hombres. Las esperarán en el destino.

Esta iniciativa ha sido organizada por el Cabildo en estrecha colaboración con las ganaderas para conmemorar el Día Internacional de las Mujeres Rurales (15 de octubre) y surgió de una propuesta que hizo una pastora y quesera, Yohana Mendoza, hija de Ana María Vega y José Mendoza, más conocido como Pepe el de Pavón. «En mi familia, que vivimos en la Quesería Cortijo de Pavón, llevamos haciendo trashumancia desde mi bisabuela y siempre hemos participado tanto hombres como mujeres, pero a nosotras nunca se nos ve; yo también he llevado cachorro y garrote». Así las cosas, se busca visibilizar el trabajo que históricamente ha desarrollado la mujer en la sombra.

El consejero de Sector Primario, Miguel Hidalgo, subrayó ayer que lo que se hará el sábado no será «una exhibición ni un acto folclórico, sino que es una trashumancia real, que estaba programada» para llevar 350 ovejas de un sitio a otro. Según informó el concejal de Desarrollo Local de Gáldar, Agustín Martín, la mudá saldrá de El Agazal y recorrerá 9 kilómetros hasta Cueva Sosa, cerca de Caideros, donde el Cabildo ha previsto un encuentro con degustación de productos de la tierra y actuaciones musicales. Recalcó que el cupo de mujeres ya está cubierto e insistió en que no se sumen más para no desvirtuarla. «Esta mudá es habitual, se hace porque los animales están preñados, se les lleva hacia su casa, donde está la quesería, para que paran allí», aclara Yohana.

Colaboran con el Cabildo las asociaciones Proquenor y Asoquegran, además de la Confederación de Mujeres del Mundo Rural (Ceres), el Ayuntamiento de Gáldar, la empresa de seguridad Cecosem y Aider Gran Canaria. La presidenta de esta última asociación, Serafina Suárez, apuntó que esta trashumancia sirve para reivindicar el papel de la mujer en el mundo rural, invisibilizada, incomprendida por la burocracia, con falta de autoestima, y para reconocer su fortaleza y su enorme capacidad de esfuerzo. Reclamó más equilibrio entre el hombre y la mujer. Ana María Vega, de Proquenor, recordó que ella misma es trashumante por necesidad, para llevar a los animales en busca de mejores pastos (hace todos los años una de ocho horas) y dijo que las ha visto hacer a sus padres y abuelos desde que era niña. Y María del Carmen Pérez, de Asoquegran y Ceres, subrayó su apoyo al proyecto por visibilizar a la mujer rural.