Máximas penas de cárcel para Eduardo Paz

02/10/2017

La Fiscalía y la acusación particular mantienen la petición de 77 años de prisión para Eduardo Paz por haber cometido, presuntamente, abusos sexuales directos contra nueve menores de ocho años, exhibición material pornográfico antes dos niños y elaboración de material pornográfico con otro.

Los informes de los psicólogos y el material de vídeos y fotos incautados por la Guardia Civil a Eduardo Paz terminaron de confirmar ayer, durante la tercera y última sesión del juicio, que el director de la batucada Besay cometió una serie de presuntos delitos contra doce menores: abusos sexuales directos contra nueve niños de menos de ocho años, exhibición material pornográfico antes dos chicos y elaboración de material pornográfico con otro menor. Por ello, la Fiscalía y la acusación particular mantuvieron en sus conclusiones las máximas penas de cárcel para el acusado: un total de 77 años.

Los doce menores han sufrido «una serie de abusos indebidos y comportamientos inapropiados e inadecuados» por parte del también gerente de los Comerciantes de León y Castillo (Coleyca) entre 2013 y 2014, según la acusación particular que corrió a cargo de Cathaysa Reyes, abogada del bufete Legalius. Estos delitos se cometieron además en un ambiente familiar «muy cercano, llegando incluso a regalar muchísimas cosas y a menudo a los menores para crear ese clima de confianza con los padres».

Los abusos sexuales y la exhibición de material pornográfico tuvieron lugar durante las clases particulares y acampadas en las que «hablaba y mostraba asuntos inapropiados y se comportaba de forma abusiva con menores de ocho años». Por todas estas razones, la letrada de los menores solicita -ante un caso que califica de «gran calado público en la sociedad de Fuerteventura»- para Eduardo Paz «las máximas penas posibles».

Situación traumática

La acusación particular parte de que quedó acreditado en el juicio de tres días celebrado por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial que los menores han «presenciado y padecido comportamientos abusivos» por parte de Eduardo Paz. Los niños también describieron «tocamientos y comportamientos inapropiados» en clases particulares y las acampadas.

Las conclusiones de la acusación particular también traen a colación los informes de los forenses psicólogos que ayer se presentaron y que confirmaron que los comportamientos de los niños, una vez que reaccionaron a los que le hizo Eduardo Paz en las clases y acampadas, son «perfectamente asimilables a una situación traumática y rara para su edad».