PSOE y CC bajan el labio en aras de mantener el pacto del Cabildo

29/06/2018

La tensión entre socialistas y nacionalistas se reduce en el gobierno insular. Las direcciones políticas de ambas formaciones coinciden en que el acuerdo de gobierno agotará la legislatura

Pocos en Fuerteventura han llegado a creerse que el pacto de gobierno entre CC y PSOE en el Cabildo estuviese realmente en peligro, ya que, a un año de nuevas elecciones, para ambas formaciones políticas las pérdidas serían mayores que las ganancias. En cualquier caso, la escenificación sí que se ha producido en últimas semanas, especialmente desde que el secretario insular del PSOE, Blas Acosta, anunciase durante la celebración de la fiesta de la rosa su intención de dirigirse a CC para convocar la mesa de seguimiento del pacto. Para los socialistas, «la parálisis completa» en el Cabildo habría estado detrás de esa urgente necesidad de revisar y evaluar el acuerdo de gobierno con los nacionalistas.

La supuesta crisis de gobierno se produjo a los pocos días de que el Cabildo anunciara la suspensión de Fuerteventura en Música, alegando que por culpa de la nueva Ley de Contratos del Sector Público sería «imposible gestionar y confirmar en tiempo y forma la totalidad de los servicios y suministros necesarios e imprescindibles para la celebración de un evento de estas características». La misma ley habría sido la culpable también de que por esos días en el Cabildo no hubiera papel higiénico en los baños ni folios para las impresoras. Este último es en realidad un asunto menor que nunca ha sido un peligro para el pacto de gobierno. Mayor amenaza han supuesto las tensiones entre los socios en torno al Plan Insular de Ordenación de Fuerteventura (PIOF), un documento de vital importancia para la isla que lleva años atascado sin que CC y PSOE terminen de ponerse de acuerdo.

En las filas de CC, especialmente en la dirección del partido, bajo la presidencia de Mario Cabrera, han sido bastante discretos a la hora de entrar al trapo. Y es que el entendimiento entre las direcciones políticas de CC y PSOE a nivel insular es bueno, y, de hecho, las diferencias parecen darse únicamente en el seno del grupo de gobierno en el Cabildo, especialmente entre el presidente, Marcial Morales (CC), y el vicepresidente, Blas Acosta. Pese a la aspereza en el Cabildo, tanto en CC como en el PSOE asumen ya que aguantarán el tirón un año más; es algo que se da por hecho tras la mesa de seguimiento del pacto de la semana pasada.

El próximo lunes, Mario Cabrera y Blas Acosta, en calidad de máximos representantes de las direcciones políticas de sus respectivos partidos en la isla, se reunirán para «seguir abordando» los asuntos que ya hubo sobre la mesa de seguimiento del pacto. En este sentido, según fuentes de CC, «se está trabajando de forma coordinada con la dirección del PSOE y se están logrando avances para solucionar las diferencias que pudieran haber».

Podemos habla de censura

Podemos consultará a sus bases en la isla si estarían de acuerdo «con apoyar o no» una moción de censura contra el presidente de la Corporación, Marcial Morales. Entre las razones para justificarla destacan «la inestabilidad del pacto de gobierno, la incapacidad para ejecutar el presupuesto o para impulsar el Plan Insular», entre otras.