El Ayuntamiento da 15 días a cinco empresas para demostrar que tienen los permisos

La Oliva pone freno a ‘quads’ y ‘buggies’

14/08/2017

La Oliva avanza en el control de actividades dañinas sobre el territorio con la aprobación esta semana de un decreto que impone medidas cautelares a las excursiones en buggies y quads, y da quince días a estos negocios para que demuestren que cuentan con los permisos para realizar su actividad.

El alcalde de La Oliva, Isaí Blanco, explicó que esta medida supone «un primer movimiento» de su grupo de gobierno para dar «un sentido real al concepto de turismo sostenible». Blanco, también responsable de Turismo, dio estas explicaciones junto al concejal de Medio Ambiente, Oliver González, la edila de Urbanismo, Planeamiento y Licencias de Actividad, Omaira Saavedra, y el abogado David Ávila, representante de la plataforma que recogió más de 2.000 firmas por Internet pidiendo el cese de las excursiones de quads y buggies.

Las medidas cautelares prohíben los siguientes supuestos: el paso de excursiones a menos de 500 metros de poblados y viviendas, con la excepción de las carreteras generales y travesías por estar estas segundas bajo competencias del Cabildo; la apertura de nuevos caminos o pistas o cualquier tipo de vía circulatoria; el uso de garajes como talleres sin la correspondiente licencia; y, por último, el almacenaje de carburantes en locales o aparcamientos.

El Ayuntamiento de La Oliva ha notificado ya el decreto a cinco empresas que realizan la actividad y realizará inspecciones para que se cumplan las medidas cautelares y otras si existieran en el sector. En caso de demostrarse que no cuentan con los permisos necesarios, se procederá interrumpir sus actividades.

Blanco explicó que se ha actuado así ante «la preocupación despertada por las continuas protestas de los vecinos y todo tipo de sectores sociales y económicos con respecto a las molestias que estaba generando esta actividad». Ante estos hechos, la semana pasada hubo una reunión con todos los departamentos municipales competentes -Licencias, Urbanismo, Medio Ambiente, Jurídico y Seguridad Ciudadana-, y representantes de colectivos vecinales, «en la que se puso de manifiesto que en el Ayuntamiento no consta ningún tipo de licencia concedida a ninguna de estas empresas para ejercer la actividad, ni tampoco para las actividades paralelas en las que esta institución es competente, como las industriales de taller o usos de carburantes».