La Armada extremará las medidas medio ambientales del Gruflex 2018

07/11/2018

En las maniobras militares de este mes no se usarán medios acústicos de transmisión (sonar) que puedan dañar a los cetáceos. El Mando de Canarias quiere «aclarar cualquier tipo de dudas»

Efe / Las Palmas de Gran Canaria

Canarias volverá a acoger este mes las mayores maniobras anuales de la Armada Española por primera vez desde 2002, cuando sus ejercicios causaron la muerte de numerosos zifios en aguas isleñas, si bien ahora «se extremarán las medidas de cuidado y preservación del medio ambiente» para que no se repita algo así.

Con esa finalidad, en el marco de esas maniobras, denominadas Gruflex 2018 y planeadas en escenarios de las islas, del Golfo de Cádiz, del Estrecho de Gibraltar y del Mediterráneo occidental, «en la parte de Canarias no va participar ningún submarino ni cazaminas, con lo cual no se van a utilizar medios acústicos de transmisión (sonar) que puedan dañar el medio marino y los animales que puedan estar presentes», según aseguró ayer el comandante del Mando Naval de Canarias, Juan Luis Sobrino.

En una rueda de prensa convocada desde el deseo de «aclarar todo tipo de dudas que haya» en torno a la iniciativa, que ya ha provocado críticas del Cabildo de Fuerteventura y la mayoría de los ayuntamientos, así como de Coalición Canaria, desde semanas atrás, Sobrino ha subrayado que la Armada ha tenido en cuenta la experiencia de 2002 y ha tomado precauciones para evitar que se repita. Por ello, al acometer este ejercicio los aspectos medioambientales han estado «siempre presentes, tanto en la fase de planeamiento como lo estarán en la de ejecución», añadiendo que son «muy conscientes de la riqueza natural de los escenarios donde se va a llevar a cabo» en unas aguas ricas en cetáceos.