El profesor-fotógrafo de la luna llena

13/03/2020

Su vídeo de la superluna con calima desde Antigua fue uno de los más compartidos en la web de CANARIAS7. El docente concibe la fotografía como hobby. De día, prefiere retratar a los deportistas

Antonio Jesús Alfonso Aránega se despide quedando para la próxima luna llena: «si quieres, quedamos para la de abril, que será el día 8». El hobby del profesor del Educación Infantil es la fotografía: de día, prefiere captar a los deportes de montañas; y de noche, siempre la luna llena. Por eso, la superluna de marzo era un momento esperado y así la grabó envuelta en un fino manto de calima en el vídeo publicado en la web del Canarias7.

La luna llena, la furgoneta y su perro Ron son lo único que necesita Antonio Alfonso (Almería, 1980). La superluna de marzo la captó desde Triquivijate, empezando a asomar su esplendor por la montaña del Sombrero. También condujo hasta la montaña de Tindaya y le puso un velo azul. Cuando amplía las imágenes, parece que se pueden tocar los mares y cráteres del satélite del planeta Tierra. En otras, la luna pierde la redondez en sus perfiles.

La luna llena es también material pedagógico, en el sentido de que pone de tarea a sus alumnos del CEO Antigua que salgan esa noche a verla con los padres. Otro deber fue contemplar el acercamiento de Venus al satélite. «No todo va a ser sumar o aprender a leer».

De la luz del día: deportes

Sus vecinos de Triquivijate ya lo saben: que las noches de luna llena no se transforma en lobo, pero casi, y le avisan de posibles encuadres, de cómo riela por Puerto Lajas o de si aún luce por las mañanas por Tacha Blanca. «Si alguien me avisa de una buena foto, puedo dejar a alguien con la palabra en la boca y salir corriendo. Es que son tan pocos días los que dura al mes, que hay que aprovechar».

En las fotos diurnas, Antonio se centra en las competiciones deportivas, incluso en algunas salen los atletas sonriendo a petición suya o se entretiene haciendo perfiles de los corredores. El profesor-fotógrafo no se pierde la Tanquito Running, la Escanfraga Trail, la Bestial Race, las carreras en Gran Tarajal y la Fudenas. También se acerca a la Travesía a Nado entre Corralejo y Lobos y a El Cotillo para coger a sus amigos haciendo surf, incluso a los que no son conocidos.

La kodak
Cargando reproductor ...

Para entender la afición fotográfica de este profesor, cuya especialidad en realidad es Educación Física, hay que empezar por el principio: su padre le regaló por la Primera Comunión su primera cámara, una Kodak y por supuesto de carretes. Como por aquel entonces las fotos se pasaban a papel y resultaba un hobby caro, «mi padre me decía que encuadrara y enfocara bien, que midiera bien la luz, todo para no desperdiciar tomas y no gastar mucho dinero».

Natural de Almería, su primera visita escolar con el flamante regalo fue a la Alhambra de Granada. «No paré de hacer fotos y más fotos. Estaba alucinando. Cuando mi padre me reveló las fotos, me comentó que no salía ni en una».

Las cámaras fotográficas han evolucionado y Antonio también. Desde hace siete años, vive en Canarias de colegio en colegio: Gran Canaria, en el CEIP La Lajita donde elaboró un corto con los alumnos que ganó el primer premio del Festival de Cine Educativo de Canarias 2018-2019 y en Lanzarote donde cogía, como a él gusta decir, su «furgo» y a Ron y recorría con la cámara los paisajes de día y de noche. Aunque él todavía se conciba heredero de su infancia en el taller de alfarería Los Puntas que regenta su padre, Juan Alfonso Fernández, donde un trozo de barro era su material creativo y de juego, «la tablet de hoy».