El parque eólico de Cañada del Río tiene 35 molinos fuera de servicio

23/11/2019

Blas Acosta apuesta por rediseñar las instalaciones con menos aerogeneradores, aunque más modernos y con capacidad para producir al menos la misma cantidad de energía que los antiguos

El parque eólico de Cañada del Río (Pájara), construido hace unos 25 años en la península de Jandía, está funcionando a medio gas en la actualidad. El paso del tiempo y, por consecuencia, el deterioro de unas instalaciones que en su día fueron punteras, así como la obsolescencia de la tecnología empleada en los aerogeneradores, entre otros aspectos, podrían estar detrás de las razones que han contribuido a ello. «Ahora mismo hay 35 molinos que están parados, es una total desidia, y eso no nos permite a nosotros producir energía cuando tenemos un 60% de ese parque eólico en propiedad nuestra y el otro 40% de Unelco-Endesa», manifestaba ayer el presidente del Cabildo, Blas Acosta.

Como señala el mandatario insular, un 60% de la propiedad del parque eólico, a través del Consorcio de Abastecimiento de Aguas de Fuerteventura (CAAF), corresponde al Cabildo majorero. Sin embargo, tal y como critica Acosta, «durante estos años se ha perdido la posibilidad de repotenciación» del parque, lo «que nos permitiría ahorrar un coste de casi 4 millones de euros que pagamos en energía eléctrica por la desalación de agua en Fuerteventura».

Por otra parte, «podríamos llegar también a poder producir energía propia para nosotros, que dé rentabilidad y que nos permita hacer viable económicamente el Consorcio». Con respecto al proyecto en sí para poner al día las instalaciones del parque eólico de Cañada del Río, Acosta apuesta en un principio por «arreglar» los molinos que no están en servicio y, más adelante, «con menos molinos, prácticamente un tercio» de los instalados hace 25 años, «generar la misma energía que se estaba produciendo con todos los molinos a pleno funcionamiento».

El presidente del Cabildo también alertó de que los recursos interpuestos por parte de la institución insular durante la legislatura pasada a la ubicación de los parques eólicos podrían traer aparejadas consecuencias económicas importantes para las arcas de la institución insular: «Paradójicamente, el gobierno anterior y algunos municipios participaron en la comisión de proyectos con el Gobierno de Canarias para la implantación de molinos de producción eólica en la isla de Fuerteventura que luego se han recurrido por el propio Cabildo, por el propio ayuntamiento».

Acosta añadió al respecto que en próximas fechas «habrá que determinar de forma definitiva si se va a seguir adelante con esos recursos que nos pueden costar una indemnización millonaria por haber participado en la comisión de proyectos estratégicos». Frente a la opción de continuar adelante con los recursos, el presidente del Cabildo baraja «reubicar toda esa potencia», ya que, «como se dijo en las Jornadas del Clima en el Parque Tecnológico, con una superficie ínfima podríamos ser autosuficientes energéticamente».

Visita al Pablo Neruda

El consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias, José Antonio Valvuena, visitó ayer el colegio Pablo Neruda junto al presidente Blas Acosta, donde mantuvo una conversación con un grupo de escolares sobre el cambio climático y la importancia de la concienciación social y las acciones para hacerle frente.