Centros de la isla acogen ya a 343 personas llegadas en patera

14/01/2020

Ochenta son menores no acompañados bajo tutela de Cabildo y Gobierno de Canarias. El resto se distribuyen entre tres centros bajo gestión de Cruz Roja y dos de Misión Cristiana Moderna

Distintos organismos y entidades de Fuerteventura aúnan esfuerzos para poder dar alojamiento digno al total de 343 personas llegadas en patera que se encuentran actualmente en la isla. De todos ellos, 80 son menores no acompañados, de los que 39 están en centros bajo tutela del Cabildo de Fuerteventura y otros 41 bajo tutela del Centro de Atención Inmediata (CAI) del Gobierno de Canarias, según explicó el consejero insular de Políticas Sociales, Víctor Alonso. Aunque estos últimos no son los únicos menores de edad llegados en patera a la isla, puesto que también están los que han llegado acompañados de alguno de sus progenitores, la mayoría de las veces junto a sus madres.

Cruz Roja Fuerteventura atienda actualmente a un total de 238 inmigrantes distribuidos en tres espacios físicos: el albergue de Tefía, donde hay 102 hombres y 14 mujeres; unos apartamentos alquilados en el complejo Caleta Dorada (El Castillo), donde hay 19 mujeres; y un bloque de viviendas vacacionales en el barrio capitalino de El Charco, donde hay 47 mujeres y 22 niños. «Las mujeres y niños se han puesto en Puerto del Rosario por la cercanía de centros sanitarios», explicó Gerardo Mesa, vicepresidente de Cruz Roja Fuerteventura. Además, dicha entidad social trabajaba hasta ayer a marchas forzadas para acondicionar el hospitalito de La Ampuyenta (Puerto del Rosario) con el fin de trasladar allí a una parte de las mujeres sin niños. Sin embargo, en horas de la tarde de ayer, según informaba Onda Fuerteventura, el Cabildo daba marcha atrás en sus intenciones de ceder este espacio para tal uso tras las quejas de vecinos del pueblo.

Por otra parte, Misión Cristiana Moderna, que cuenta con un albergue para hombres y otro para mujeres, ofrece alojamiento actualmente a unos 25 inmigrantes entre ambos sexos de los llegados en patera. «Tenemos los albergues llenos, unos van saliendo y otros van entrando. Nos han derivado como cuatro o cinco pateras y, desde que llegó la primera, hemos hecho salvoconductos hacia la Península para unas 50 personas», explicó el pastor Ángel Manuel Hernández.

Así las cosas, después de años en los que la llegada de pateras había sido esporádica, parece que Fuerteventura se enfrenta ahora a un repunte del fenómeno migratorio. De hecho, la falta de recursos podría agravarse en próximos días si llegaran nuevas pateras. De ahí que incluso el presidente del Cabildo de Fuerteventura, Blas Acosta, haya solicitado al Gobierno de España la apertura de unas instalaciones dignas en la isla para dar alojamiento a los inmigrantes irregulares. En la misma línea se manifiesta el vicepresidente de Cruz Roja Fuerteventura, Gerardo Mesa, quien considera que «hacen falta unas instalaciones donde puedan ser atendidos como se merecen, tal y como mandan los derechos humanos y las leyes internaciones».

‘Guaguaseo’ para próximas pateras

Misión Cristina Moderna ha llegado a un acuerdo con la Policía Nacional para ampliar su colaboración social en materia de inmigración. Así, según ha informado el pastor Ángel Manuel Hernández, la guaguaseo de Misión Cristina Moderna se trasladará hasta dependencias de la Comisaría de la Policía Nacional de Puerto del Rosario para prestar una primera asistencia de ducha y aseo general a las personas que lleguen en próximas pateras.