Ama la moda ‘como la trucha al trucho’

13/06/2018

En el 2014, los jóvenes diseñadores Adonais y Amanda empezaron a crear sus primeras prendas de ropa juntos. Dos años después, dan el salto a la piscina y lanzan su propia marca de ropa en Gran Canaria Moda Cálida, donde mañana volverán a desfilar dando mucho amor, diversión y personalidad

Se acerca el verano y, con ello, el calor, el buen tiempo para disfrutar de la playa... Todos estamos deseándolo, pero también queremos vestir a la moda en esta estación del año tan especial, ¡y qué mejor manera de hacerlo que con Como la trucha al trucho! Una marca de ropa canaria que aporta frescura, diversión y, sobre todo, personalidad. Así la definen sus jóvenes diseñadores Amanda Gutiérrez, de Gran Canaria, y Adonais Sarmiento, nacido en Fuerteventura, quienes volverán mañana a desfilar en Gran Canaria Moda Cálida 2018, donde lanzaron hace dos años con mucho amor su tienda de ropa Como la trucha al trucho.

Color, frescura y alegría canaria son los tres calificativos que se encuentran presentes en sus prendas, pues «vas por la calle y la mayoría de gente va con colores neutros y apagados. Entonces, es esa necesidad la que cubrimos, mucha gente se quiere vestir de colores o con estampados diferentes y nosotros les ofrecemos ese color que necesitan. Al fin y al cabo, la moda tiene que verse como algo divertido con lo que expresarte. ¡Si tienes un mal día, pues te plantas una look amarillo, o te pones un bañador coral y te aseguramos que tu día lo verás de otro color!».

El día y la noche del Miami de los 90 es la tendencia que proponen para la próxima temporada primavera-verano 2019 y cuyos diseños podrán verse mañana en el desfile de Gran Canaria Moda Cálida 2018 a las 20.30 horas en Expomeloneras, que durará hasta el día 17.

Holiday Motel. Así se llama la colección que presentarán con bloques de colores basados en el turquesa, rosita y amarillo extraídos de South Beach; el naranja, azul marino y verde del atardecer, y con estampados propios. El primer desfile «lo vivimos con mucha ilusión y emoción que seguimos teniendo y viviendo, algo que intentamos transmitir a los modelos, y ellos lo expresan así sobre la pasarela, lo que finalmente produce que el consumidor empatice con el diseño. Todos los desfiles son igual de importantes para nosotros, pues en ellos se ha invertido dinero, trabajo e ilusión».

Cada uno tiene su trabajo además de dedicar muchas horas a la marca. Amanda es profesora en estudios de moda y Adonais es diseñador gráfico. Eso sí, su objetivo sería poder vivir únicamente de Como la trucha al trucho en breve, ya que si no «todo el sacrificio que hemos puesto siendo tan jóvenes, hubiera sido en vano».

Hace cuatro años, comenzó todo con un ‘te quiero’.

Desde pequeños, Amanda y Adonais siempre habían estado relacionados con la moda, pues la abuela de Adonais es costurera y la de Amanda trabajaba como sastre en Telde. Una profesión que llevan en la sangre desde 1992 y que el destino quiso unirlos en 2014. Ahora son pareja tanto en el ámbito laboral como sentimental, y tenían una cosa bastante clara: «juntar nuestras ideas y emprender algo nuevo. Cuando se tiene esa idea tan clara, no te hace falta nada más que dar el paso, por muy pequeña que sea la inversión inicial».

Tú a Gran Canaria y yo a Fuerteventura. «Un verano que estaba cada uno en su isla y estábamos pensando nombre para la marca que teníamos previsto sacar, nos dimos cuenta que ya nos lo decíamos todas las noches al despedirnos: te quiero como la trucha al trucho». Además de que «el querer es algo fundamental en nuestra vida: a nosotros mismos, familia, amigos y por supuesto, a todo lo que hacemos». Y así surgió el nombre de la marca personal.

Tienen tienda tanto física como online. Por el momento, se encuentra físicamente en Lanzarote y Gran Canaria, pero no descartan dar un paso más allá y establecerse también en la península.

Por lo que respecta a la isla majorera, Adonais opina que «no se ha planteado dar una oportunidad ni estrategia para fomentar otros negocios». Al final, «muchos como yo, optamos por abrirnos camino en otro sitio, pudiendo generar un entorno proactivo en la isla».