85 millones de pasajeros en medio siglo

11/01/2020

Más de 760.000 aeronaves han operado en el aeropuerto de Fuerteventura en sus 50 años de historia. En la actualidad operan 46 aerolíneas con 26.300 movimientos a 102 destinos y ofrece empleo directo a más de 2.300 personas en la isla.

El 14 de septiembre de 1969, un Focker 27, que cubría la ruta entre las isla de Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote, estrenó las instalaciones del nuevo aeropuerto majorero situado en El Matorral. Desde entonces, han pasado por el recinto cerca de 85 millones de pasajeros y más de 760.000 aeronaves, unas cifras que, según Aena, «ponen de relieve la contribución de las instalaciones al desarrollo económico de la isla». Actualmente operan en el aeropuerto de Fuerteventura 46 aerolíneas que realizan unos 26.300 movimientos al año hacia 102 destinos. Además, las instalaciones aeroportuarias ofrecen empleo directo a más de 2.300 personas en la Maxorata.

El director general de Aena, Javier Marín, así como el director del aeropuerto de Fuerteventura, Antonio García, y numerosos representantes políticos de la isla, asistieron ayer a un acto oficial para conmemorar los 50 años de historia del aeródromo de El Matorral. Marín señaló que el aeropuerto majorero es uno de los que «en Aena estamos tremendamente orgullosos, no solamente por las infraestructuras que tiene, con capacidad y calidad, sino por el servicio que presta a Canarias y especialmente a la isla de Fuerteventura». El director de Aena quiso además hacer un reconocimiento «a todos aquellos que a lo largo de estos 50 años, no solamente trabajando en el aeropuerto, sino fuera del mismo -porque el éxito del aeropuerto es una labor de todos, también de las instituciones y del sector empresarial-, han hecho de la historia de Fuerteventura una historia de éxito».

Marín recordó que, «ya desde el año 1991 Aena y antes desde el Ministerio de Transportes o desde el Ministerio del Aire incluso, siempre se ha ido por delante de las necesidades del transporte aéreo y de las necesidades de conectividad que tenía la isla». En este sentido, destacó las ampliaciones que se han ido realizando «para que nunca el aeropuerto haya sido una barrera de entrada y salida a la isla, entendiendo desde todas las instituciones la importancia que tiene el transporte aéreo para la sociedad en general, pero especialmente para una isla que goza de una fuente de riqueza tan importante como es el turismo».

El director general de Aena recordó la ampliación ejecutada en 1994, que permitió aumentar la capacidad del aeropuerto hasta los 5 millones de pasajeros; y, posteriormente, la «gran ampliación» del edificio terminal finalizada en 2010, con una inversión de 49 millones de euros, que permitió elevar la capacidad del aeropuerto hasta los 12 millones de pasajeros. «Se hizo una inversión que permite tener hoy un aeropuerto con capacidad y unas infraestructuras de primer orden mundial a nivel tecnológico y de prestación de servicios a los pasajeros», aseguró Marín.

Por su parte, el director del aeropuerto de Fuerteventura, Antonio García, dijo que «los 50 años de éxito» del aeropuerto se deben «a todos los que trabajan y han trabajado aquí, tanto en Aena como en otras empresas». Mientras que el delegado del Gobierno de España en la isla, Domingo Fuentes, apostó por «seguir avanzando para que la calidad prestada siga siendo la seña de identidad de nuestro aeropuerto en los próximos años».

En representación del Cabildo de Fuerteventura, el consejero de Seguridad y Emergencias, Alejandro Jorge, recordó a trabajadores que han formado parte de la historia del aeropuerto de Fuerteventura: «Adolfo y Maruca, como agentes de terminal; la inefable Elena Domínguez, en la centralita telefónica; Suso Machín y su hijo, en comunicaciones; Carlos Calderón, en la torre de control durante 25 años como jefe; Rafael Pérez Tamariche, como técnico de mantenimiento durante 40 años; Pepe Melián y Chisco, en tráfico y seguridad; Cerdeña, con el control electrónico del aeropuerto; Ferry o Pedro de Saá con más de 30 años dando partes meteorológicos a las compañías; y muchos más».

Inversión de 35 millones

Aunque el aeropuerto de Fuerteventura recibe actualmente en torno a 6 millones de pasajeros al año, cifra alcanzada por primera vez en 2017 y que se repitió en 2018, las instalaciones están preparadas para prestar servicio a unos 12 millones. Un número que hace prever que no harán falta nuevas ampliaciones al menos en varias décadas. En todo caso, las inversiones en mantenimiento y modernización seguirán siendo esenciales. De hecho, según el director de Aena, Javier Marín, para el periodo quinquenal 2017/21 hay una partida prevista de unos 35 millones de euros para el aeropuerto majorero, de los que ya se han ejecutado unos 32 millones: «Estos fondos están muy orientados a la implantación de normativas y tecnología relacionadas con la seguridad. Una importante inversión está siendo dedicada a la adaptación a cambios de normativa internacional relacionados tanto con la seguridad de las operaciones como con la seguridad de las personas».