Noche de lluvia y apagones en Gran Canaria

    Cargando reproductor ...
20/10/2018

Cayeron 13,7 litros por metro cuadrado en el acumulado del día en la estación de la plaza de La Feria. San Mateo y Cruz de Tejeda tiritaron de frío

Un mes después del cambio de estación, el otoño ya se está dejando ver por Gran Canaria. Este viernes descargó lluvia durante buena parte de la tarde en la capital de la isla, que lideró los registros de precipitaciones en el archipiélago. Hasta las 20.30 horas, la estación que tiene la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en la plaza de La Feria había acumulado 13,7 litros por metro cuadrado. Le siguió de cerca otra ubicada en el Valle de Agaete, en La Suerte Alta, donde las nubes habían dejado hasta las 20.00 horas 13,4 litros por metro cuadrado. En general, la zona más beneficiada ayer tarde por las lluvias en Gran Canaria fue la comarca norte y la zona de medianías. En Valleseco, sin ir más lejos, cayeron 9 litros. En Tenerife también descargó bastante, sobre todo, en La Victoria de Acentejo (10,2 litros), y en La Palma, en Puntagorda (8,6 litros).

Pero la esperada presencia del otoño no solo se manifestó en forma de precipitaciones. Este viernes fue igualmente notable la caída de los termómetros, sobre todo en las zonas de medianías y cumbres de Gran Canaria. A las 08.30 de este viernes en San Mateo la Aemet marcó apenas 4,9 grados. En la Cruz de Tejeda, por esa misma hora, andaban a 6,3. Mientras, y como contraste, fue también un municipio grancanario, el de La Aldea, el que registró la máxima del día en Canarias, 26,5 grados a las tres y media de la tarde.

A estos indicadores se le sumó el viento, sobre todo en el centro y oeste en el caso de Gran Canaria, con rachas de hasta 66 kilómetros por hora al amanecer en la Cruz de Tejeda, o de 65 al mediodía en Tasarte (La Aldea).

Por lo pronto, las predicciones de la Aemet para este sábado permiten aventurar que se mantiene la tendencia de cierta inestabilidad, con cielos nubosos que podrían dejar otra vez lluvias, más probables e intensas en zonas del interior de las islas, según informa la agencia Efe. Por su parte, la previsión es que las temperaturas no experimenten mayores variaciones.

Apuntaban a ser esporádicas, ocasionales y dispersas desde el jueves hasta el fin de semana. Sin embargo, en la franja matinal de este viernes, el agua ha descargado especialmente por la tarde en la franja norte de las islas de mayor relieve.

La Agencia Estatal de Meteorología había pronosticado para el viernes la llegada de las lluvias, especialmente en las primeras horas vespertinas. Sin embargo, el agua corrió copiosamente en enclaves como la capital grancanaria, interrumpiéndose la actividad deportiva en varios recintos e instalaciones municipales al aire libre y con apagones en algunos puntos de la isla.