La lluvia y las toallitas desbordan la alcantarillas de Agüimes

26/03/2020

Las lluvias de los últimos días han provocado que las alcantarillas de la avenida de Ansite, en el grancanario Cruce de Arinaga se hayan desbordado, arrojando a la vía desechos de la red de saneamiento.

ETIQUETAS:

Tal y como ha comentado a Efe el alcalde del municipio, Óscar Hernández, este desbordamiento se produce por un "problema mixto" por el escaso nivel de inclinación de la calle y el mal uso de algunos vecinos de la red, que la obstruyen tirando toallitas, aceites y restos de comida, entre otros desperdicios.

Se trata de un punto negro "ya detectado", aunque es "la primera vez que se desborda este año" y que cuenta en el Presupuesto del 2020 con partida específica para solventarlo.

La lluvia y las toallitas desbordan la alcantarillas de Agüimes

Como ha indicado el regidor, hay proyecto para resolver el problema y ha sido remitido al Cabildo de Gran Canaria, que no autorizó la obra en su informe técnico.

Por lo tanto, el Ayuntamiento está pendiente de una reunión para estudiar la mejor opción para la problemática, que posiblemente consistiría en sustituir parte de la red en este punto, el cambio de 750 metros aproximadamente.

El problema son "dos conectores concretos" que, en casos de "mucha lluvia en poco tiempo", se suma "a los desechos derivados del uso incívico de parte de la población" ocasionando la obstrucción y el desbordamiento. La red nueva sería "de mayor dimensión y mejor trazado en cuanto a la pendiente", ha indicado el primer edil.

La lluvia y las toallitas desbordan la alcantarillas de Agüimes

Según ha recordado Hernández, se han realizado campañas de concienciación ciudadana para fomentar el uso correcto de la red, principalmente centradas en las toallitas húmedas, que son "la mayor lacra en la depuración de agua y la red de saneamiento" porque atoran los conductos".

Estas campañas se han puesto en marcha tanto a nivel local como en la Mancomunidad del Sureste, con difusión a su vez en los medios de comunicación del municipio, pero "sigue habiendo gente que no hace caso".

Este contratiempo ya ha sido resuelto en otro de los puntos negros del municipio, la avenida Polizón de Playa de Arinaga, donde se realizó "una gran obra" al principio de la legislatura.