Bochorno seco e inversión térmica

06/08/2018

Agüimes repitió la máxima de las islas con 38,9 grados a las 14.40 horas, en una jornada singular, en la que la inversión térmica sumió a la capital grancanaria y zonas del norte por debajo de los 500 metros bajo una intensa humedad, con máximas más contenidas sobre los 27 grados

La zona cerca de El Milano, en el municipio grancanario de Agüimes, volvió a marcar por segundo día consecutivo la máxima más alta de las islas con 38,9 grados a las 14.40 horas, según datos recopilados por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). El Centro Forestal de Doramas, en Telde, se quedó con la segunda máxima del día con 36,4 grados a las 14.10 horas; seguida del Lomo Pedro Alfonso, en San Bartolomé de Tirajana con 35,6 a las 16.40 horas. En esta ocasión los valores cumplieron con la previsión, superando puntualmente los 38 grados pero sin llegar a los temidos 40 grados de otras olas de calor.

Bochorno seco e inversión térmica

A primeras horas de la mañana ya el mercurio marcaba máximas más típicas de las horas centrales del día, siendo un aperitivo del que fue el día más caluroso de esta primera ola de calor en Canarias. Así, tras una madrugada, con valores que oscilaron entre los 22,6 grados de las 23.00 horas y los 21,1 grados de las 04.00 horas, el mercurio en el casco de Agüimes se disparó a las 06.50 horas hasta los 31,7 grados, siendo la temperatura más alta del archipiélago a esa hora. Además, mientras de madrugada la humedad rondaba el 89%, a primera hora de la mañana se desplomó hasta el 35% ante el avance de la masa de aire cálido en capas altas.

La misma tónica se vivió en zonas de las medianías e interior del sur de Gran Canaria. Allí la entrada de la masa de aire cálido y seco mantuvo la humedad relativa durante toda la madrugada por debajo del 30%, con máximas que fueron escalando posiciones. En el caso de Cuevas del Pinar, en San Bartolomé de Tirajana, pasaron de los 27,2 grados a las 01.00 horas y un 32% de humedad a 32,6 grados a las 16.00 horas y un 21% de humedad.

Bochorno seco e inversión térmica

En el otro extremo se situaron las zonas de costa del norte de la isla, y aquellas por debajo de los 500 metros, con máximas que se mantuvieron entre los 25 y 27 grados pero con valores de humedad relativa que superaron el 71%, en algunos momentos del día algunos municipios alcanzaron el 81 % de humedad relativa, como en el caso de Arucas, aumentando así la sensación de bochorno. Además, la inversión térmica dejó amplias zonas de la isla bajo las nubes.

La presencia del aire cálido y seco de las medianías impedía que la humedad de la costa ascendiera, llevando la inversión térmica en torno a los 500 metros de altitud, si bien, a medida que avanzó el día, el aire cálido fue ganando posiciones y retirando paulatinamente esa capa de humedad que mantuvo a raya las máximas, aunque sin impedir la sensación de bochorno por la alta humedad relativa.

Bochorno seco e inversión térmica

La baja humedad relativa y las altas temperaturas registradas, y que volverán a repetirse en la jornada de este martes, especialmente en zonas del interior mantienen el riesgo de incendio forestal. De hecho, desde el mediodía de este lunes Gran Canaria sumó a la alerta por temperaturas máximas la alerta por riesgo de incendio forestal que comparte con la provincia occidental. Ambas alertas fueron declaradas por la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias. Ante esta situación, las islas afectadas han prohibido la realización de fuego y cerrado sus zonas de acampada y de recreo. El Cabildo de Gran Canaria prohibió el acceso tanto de vehículos como de personas por la carretera GC-216 a Tamadaba, salvo servicios oficiales y vecinos del lugar.