Borrar
Nacho Medina, en una imagen promocional de 'Callejeros', de Cuatro. Luis Miguel González
«Nunca te vas a sentir incómodo viendo 'Callejeros'»

Nacho Medina

Periodista
«Nunca te vas a sentir incómodo viendo 'Callejeros'»

Encabeza al nuevo equipo de reporteros del mítico programa, que regresó a Cuatro con éxito en la noche de los miércoles

J. Moreno

Lunes, 15 de abril 2024, 23:24

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En 2005 arrancó de forma discreta un programa en una cadena desconocida para el gran público. 'Callejeros' nació con un sello inconfundible y pronto se convirtió en el gran emblema de Cuatro. Tras su desaparición en 2014, Mediaset recuperó el formato para los miércoles por la noche (22:50 horas), con un nuevo equipo de reporteros encabezados por el periodista Nacho Medina (Madrid, 50 años), quien ya encabezó la primera etapa del formato.

–¿Se intentó recuperar 'Callejeros' en otro momento?

–Le tengo mucho respeto a este formato. Se acabó, ahí se quedó y cuando me lo dijo Iñigo Pérez-Tabernero (productor ejecutivo del programa), te emocionas, pero te da una responsabilidad que te quieres cagar, con perdón. Los formatos a veces mueren de éxito y otras no. Terminó y ahí se quedó. La expectativa es que por lo menos la gente se entretenga. ¿La audiencia? No lo sé, pero evidentemente creo que 'Callejeros' merece buen dato, aunque el consumo ha cambiado mucho.

–El programa ha seguido muy vivo en el recuerdo colectivo. ¿Lo notó a la hora de volver a coger la cámara del programa?

–A mí la gente me sigue recordando por 'Frank de la jungla'. Son programas que te marcan mucho. Yo hacía pocos reportajes en 'Callejeros', estaba más dirigiendo. Las reposiciones te ayudan un montón.

–¿Habló con Alejandra Andrade o Jalis de la Serna al conocer que 'Callejeros' regresaba?

–Me dieron la enhorabuena. Lo que pasa es que hemos vivido tantas cosas juntos que hemos hablado lo justo. Es un impacto para el resto de reporteros que nacieron en 'Callejeros' que vuelva el formato. Hay muchos que quieren regresar. Jalis y Alejandra ya siguieron con su carrera en solitario y la única cara que quedó fui yo. Había que reforzar y renovar el formato y el equipo de reporteros. Sobre todo porque los más grandes del principio están ya cada uno por su lado. Yo soy hijo de Tico Medina, que era un periodista y    reportero mítico. Llevo la pasión por el periodismo en los genes. Para ser reportero de 'Callejeros' hay que estar muy en forma mentalmente y de ánimo. Hay muchas horas de grabar con la responsabilidad de que tienes que traer algo. El nivel de exigencia es alto.

–¿Os han cerrado alguna vez las puertas por ser de 'Callejeros'?

–Cuando llevas seis días en un barrio de la droga, al séptimo te quieren echar, porque dicen que estos de 'Callejeros' no van a detenerse. Y es que no te detienes. También está ese miedo al qué dirán… En ese sentido envidio a los estadounidenses, que entienden la televisión como un acto de servicio público y están todo el rato saliendo por la tele. En España saben que si llega 'Callejeros' te puede marcar tu vida para siempre. También hay como un miedo a convertirse en un meme.

–Cuando empezó este programa en 2005, la cultura de la concienciación y respeto a la gente se entendía distinto a lo que se ve hoy. ¿Cómo han abordado en las nuevas entregas esos temas más sensibles o personajes que antes podían ser motivo de burla?

–La clave es el trato. Tenemos un chat con los mandamientos de 'Callejeros' y una de mis letanías es que nos reímos con (alguien), en lugar de. No quiero nombrar a nadie, pero ha habido reporteros en programas míticos, nocturnos, de los de antes, que a lo mejor se reían del personaje. Nosotros nos reímos con ellos. A mí nunca me ha dicho ninguno de los personajes que he encontrado que no me ría de él. Solo pido que confíen. Si veo que ocurre eso, yo lo corto, no voy a permitirlo. Nunca te vas a sentir incómodo viendo 'Callejeros'.

–¿Cuáles son las cualidades que debe tener un buen reportero para este formato?

–Olfato, entusiasmo, cercanía y resiliencia. Es una palabra muy fea, pero es que si te caes porque has tenido una secuencia que no te ha funcionado, hay que seguir, no puedes irte a llorar, ni irte a una esquina, ni volverte a tu casa. Hay que seguir.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios