Jacob Petrus, geógrafo y hombre del tiempo, se ha convertido en uno de los rostros más reconocidos de TVE. / R. C.

Jacob Petrus

«TVE no está para ser líder absoluto a toda costa, nuestro papel es el rigor y la credibilidad»

Conduce la cabalgata de Reyes en La 1 junto a Marta Solano y la cantante Lucrecia tras haber dado las campanadas de Nochevieja

J. MORENO

Jacob Petrus (Manresa, Barcelona, 45 años) se pone al frente de la retransmisión de la cabalgata de Reyes en TVE junto a la periodista Marta Solano y la cantante Lucrecia, cinco días después de dar la sorpresa como acompañante 'in extremis' de Anne Igartiburu en las campanadas por la baja de Ana Obregón. El conductor del exitoso 'Aquí la tierra', convertido ya en uno de los rostros más populares de la cadena pública, cierra un gran año profesional, que ha definido como «brutal e intensísimo» tras cubrir 'Filomena' y la erupción volcánica de La Palma para RTVE.

- No le notamos nervioso durante las campanadas. ¿Qué tal la experiencia?

- El momento del día en que estuve más nervioso fue a las 12 de la mañana. Entré un poco en paranoia, fui al trabajo y todo el mundo me lo recordaba. Después me fui a casa, repasé el guion, hablé con Anne y por la tarde intenté hacer vida normal; estar con mis hijos jugando al fútbol. En la Puerta del Sol, tenía la ventaja de que el equipo que trabaja esa noche allí es el mismo con el que estoy en el día a día, así que no me sentía nada extraño y eso me facilitó estar tranquilo.

- ¿Qué es lo que más le sorprendió cuando salió al balcón de Sol?

- Fíjate que había hablado muchas veces con otros compañeros sobre las campanadas. Todo fue fluyendo de una forma muy sencilla para que todo fuese fácil y la sorpresa es cuando sales al balcón y ves todo lo que se ha montado en la Puerta del Sol. Eso impresiona, pero yo soy una persona que relativizo todo bastante. No tiendo ni a darle una importancia brutal ni a infravalorarlo. Para mí era un trabajo y me lo tomé como tal.

- Le comunicaron las campanadas tres días antes de Nochevieja. Habrán sido jornadas muy estresantes…

- Sí, está la marabunta que se genera en torno a la decisión, la petición de los medios de comunicación, toda la parte de producción con el traje, las reuniones, etcétera. Pero no diría que supuso algo más de lo que ya se hace un día de diario en el que hay que combinar 'Aquí la tierra' y el resto de colaboraciones que hago en TVE y RNE. No fue muy distinto.

- ¿Había un protocolo en TVE por si se daba esta situación?

- Tal y como estamos en este momento en España, con la tasa de contagios que hay, era una posibilidad real. Todos teníamos un mensaje de intentar cuidarnos esos días para no tener que hacer ningún cambio, pero todos tenemos casos cercanos. Ana Obregón tuvo la mala suerte de que le pasó y ya está. Como trabajador de la casa, estuve feliz y orgulloso de estar en Sol. Era un reto gigante, pero no hubo ninguna duda para aceptarlo.

- Es la primera vez que TVE pierde el liderazgo en las campanadas.

- El papel reinante que tenía TVE, desgraciadamente, no solo lo ha perdido en las campanadas, sino también en otras áreas porque el consumo en televisión está cambiando enormemente. Las grandes plataformas aprietan fuerte. También lo hace Antena 3 con toda la promoción que hizo con Cristina Pedroche. A nadie le sorprende que haya pasado el sorpasso de Antena 3 a TVE, quizás la caída sí que ha sido un poco más de lo que podíamos pensar. Pero no me compete el análisis de esta situación. Además creo que TVE no está para competir y para ser líderes absolutos a toda costa. La televisión pública tiene otras herramientas, como el rigor, la credibilidad o la seriedad. Es un papel que tenemos que jugar y lo cumplimos a la perfección. A partir de aquí, son los espectadores los que eligen.

- ¿Cómo afronta la primera cabalgata de Reyes en la pandemia?

- La pandemia está claro que afectará porque la cantidad de gente en las calles no será la misma. Hay algunos mecanismos que teníamos establecidos en la retransmisión que no pueden ser iguales o la participación de los niños en la cabalgata. También digo que hay una carga emocional brutal y vamos a invitar a la gente que se reencuentre con su tradicional cabalgata, con el espíritu de la magia y la ilusión de esa noche.

- ¿Vive con ilusión la noche del 5 de enero?

- Siempre y mucho más desde que tengo dos hijos pequeños. Los niños son los que marcan el espíritu de la Navidad y eso se nota en todas las casas. Cuando los hay, te vuelves absolutamente loco para que disfruten de las fiestas, porque es un momento único.

- ¿Qué recuerdo tiene de niño?

- En mi casa hacíamos más Papá Noel que los Reyes Magos, por una cuestión práctica porque venían las vacaciones y podíamos disfrutar más con los regalos. Recuerdas lo brutal que es esa noche, cuando te vas a dormir nervioso a ver si ves algún movimiento de los Reyes y el despertar cada mañana.

- 'Aquí la tierra' ha cerrado un gran año. Empezaron con 'Filomena' y lo han acabado con el volcán de La Palma. ¿Cómo lo ha vivido como profesional? ?

- Ha sido un año intensísimo. 'Filomena' era una borrasca que no habíamos vivido nunca y el volcán ha sido un drama humano y un fenómeno de la naturaleza.