La ruptura de Tamara Falcó se cuela en los sermones del polémico cura de Valdepeñas

El polémico párroco, famoso por sus polémicas homilías, aplaude que la marquesa perdone a Íñigo Onieva

J.M.L. Ciudad Real

La Iglesia católica española no es ajena a la actualidad de este país, ni siquiera a la más rosa o desenfadada. La ruptura de Tamara Falcó con su hasta ahora novio, Íñigo Onieva, por las infidelidades de éste se coló este pasado domingo en el sermón de Emilio Jesús Montes, el famoso párroco de Valdepeñas (Ciudad Real), que desde hace años se ha vuelto viral en varias ocasiones por sus comentarios en las homilías.

En la última, este religioso jienense de 46 años que hace 20 fue ordenado sacerdote, no ha dudado en dar su opinión sobre el tema más comentado del cotilleo nacional. «No sé si os habéis enterado que Tamara Falcó ha roto con el novio. No se habla de otra cosa. Os habéis enterado, ¿no?», preguntó a los fieles que asistían a su misa en la iglesia del Santo Cristo de la Misericordia de esta localidad de 30.000 habitantes y que lo siguen a través de YouTube.

Consciente de que todos sabían lo ocurrido entre la hija de Isabel Preysler y el joven empresario, el cura elogió la actitud de la marquesa de Griñón perdonando a su exnovio. «Pues estaba en un Photocall y un tío o una chica que ha estado estudiando cinco años de Periodismo para coger la alcachofa y ponerla en la boca le preguntó que, tú como eres cristiana, tendrás que perdonar. Esa es la pregunta que le hicieron pero ella no se vino abajo y contestó muy bien, como deber contestar un cristiano», prosiguió el padre Emilio Jesús.

«Ella lo único que dijo es que le había perdonado, que no le guardaba rencor y que había descubierto que no tenían los mismos valores puesto que para ella, en la pareja y en el matrimonio, es muy importante la fidelidad pero para él no lo es», continúo relatando el mediático párroco, comprensivo con la decisión de Tamara de no casarse con Íñigo a pesar de estar prometidos. «Tamara no insultó a nadie y se defendió como cristiana, es decir, si debéis tener en cuenta que muchas veces para defenderse como cristianos hay que tener claro cuáles son los valores de tu familia», sentenció el cura.

Fieles tacaño

Don Emilio Jesús comenzó a hacerse famoso hace dos años cuando en otro sermón echó la bronca a sus fieles por su tacañería a la hora de aportar donativos a la iglesia en el cepillo que se pasa en cada misa. En otra ocasión subrayó en su sermón en referencia a esta misma tacañería que «las velitas que pensáis que es algo de abuelitas y de viejas pues pagan la mitad de la factura de la luz».

La guerra de Ucrania también ha sido objeto de sus comentarios en misa. El cura llegó a decir que había culpar a la OTAN de la invasión de las tropas rusas porque Putin se había sentido amenazado. Crítico también con las series de televisión turcas –«a saber cómo estaríamos en España hoy si siguiéramos siendo musulmanes», dijo en un sermón, este párroco ha arremetido, asimismo, contra los «influencers» porque «todo es dinero y marketing» y contra las influencias sevillanas en la Semana Santa de la provincia de Ciudad Real. «Ya está bien de tener que pasar todo el mundo por el aro de Sevilla porque hay otra Semana Santa, la castellana o la de Valdepeñas, que son más sencillas, no requieren tener que estar cuatro horas en la calle y permiten que el pueblo llano pueda participar», indicó en las pasadas Pascuas.