Borrar
El diseñador Palomo Spain Javier lópez
Palomo Spain viste la calle de Jean Paul Gaultier

Palomo Spain viste la calle de Jean Paul Gaultier

Puntadas con hilo ·

La casa francesa recluta al modista cordobés para lanzar una colección cápsula con la que regresa con fuerza al 'prêt-à-porter'

Domingo, 13 de junio 2021, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Savia nueva para el 'enfant terrible' de la moda. Pero no cualquiera. Jean Paul Gaultier recupera su línea de prêt-à-porter con la ayuda de jóvenes diseñadores con dos puntos en común, talento y visión transgresora, para revisitar los iconos de la casa. Los elegidos por el maestro son Marvin M'Toumo, Nicola Lecourt Mansion, el joyero brasileño Alan Crocetti, Ottolinger y el cordobés Alejandro Gómez Palomo (Posadas, Córdoba, 1992), más conocido como Palomo Spain.

Los cinco vuelcan su propio universo creativo en la colección unisex limitada 'Les Marins', en la que el mito del marinero de Gaultier tiene una clara misión inclusiva y colaborativa, puesto que cada temporada rotarán jóvenes firmas por los talleres de la casa francesa para versionar sus piezas más reconocibles. Palomo versionó la camiseta marinera, el corsé y el pantalón vaquero, una de las prendas más arriesgadas de toda la propuesta. Confeccionado en algodón orgánico, con el logotipo de 'Palomo loves Gaultier' bordado en pedrería en el bajo, siendo la parte trasera abotonada desmontable, pudiendo dejar la ropa interior -o la piel- al descubierto. Los 750 euros que cuesta cada par no han sido impedimento para que ya se agotasen al poco de salir a la venta.

Una colaboración que hace aún más especial el 2021, año en el que Palomo Spain cumple un lustro como firma, en el que ya ha llegado a un equilibrio en la universal marca -vende más fuera que dentro de España-, en parte por la pandemia. «Nos ha cambiado la perspectiva de trabajo, conocemos mejor el negocio al salir del ritmo frenético que teníamos antes, cuando vivíamos para el disfrute, para el evento», cuenta Palomo, que ya no pretende impresionar a nadie. Lo que no quita que quiera seguir expresándose cada vez que salga a la calle, «pero de otro modo», asegura en una entrevista con este periódico. «No estamos creciendo como una marca más. La firma transciende de lo que es simplemente moda, es un universo que habla de libertad y aceptación de un modo orgánico».

Cinco años en los que ha dado «una oportunidad a gente que no tenía dónde vestirse» y ha logrado desbloquear alguna mente, «que ha sido lo más bonito de estos años», en los que puede presumir de haber desfilado con éxito en París y Nueva York cuando era un recién llegado al sector. Un portento formado en la prestigiosa escuela Central Saint Martins que se ha dado a conocer al gran público tras convertirse en miembro del jurado del concurso 'Maestros de la Costura', donde se puede disfrutar de un «chico sin demasiado artificio, original, cercano y tierno». Así se define tímidamente el joven modista, que agradece que el programa de televisión le haya sacado tres meses del pueblo en el que mantiene su taller.

«Tengo una vida sencilla y normal y eso me distrae un poco del día a día. Te sientes por un momento una celebridad, que no me considero para nada», añade rápidamente. Su papel es más amable que el de sus compañeros del jurado (Lorenzo Caprile y María Escoté), pero no es nada estudiado: «No he echado una bronca a mi equipo en la vida. No lo voy a hacer allí. Prefiero ser el bueno que el malo».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios