El diseñador de moda francés Thierry Mugler. / Efe

Muere Thierry Mugler, diseñador que vertebró la moda de los 80

Dio galones y prestigio al mejor prêt-à-porter y fue capaz de convertir en sexy una espalda de camionero. Sus afilados diseños vistieron a David Bowie, Madonna, Jerry Hall y George Michael

BEATRIZ JUEZ / ENRIQUE PORTOCARRERO

El diseñador francés Thierry Mugler, que revolucionó el mundo de la moda en los años 80 y cuyos espectaculares diseños lucieron desde Lady Gaga a Kim Kardashian, murió el domingo «de muerte natural», anunció su jefe de prensa. Formas espectaculares para una moda anatómica, cortes afilados y angulares, volúmenes extremos, hombros anchos, cintura siempre ceñida, sensualidad y voluptuosidad expresivas o la estela olfativa de aquel perfume con frasco en forma de estrella, 'Angel', que dejaba efluvios de bombón y crema de caramelo. Todo eso era Thierry Mugler.

A principio de los años 70, Mugler inventó la «glamazone», una mujer moderna, chic, urbana y glamurosa. El modisto revolucionó las pasarelas. Dio galones y prestigio al mejor prêt-à-porter y rompió todos los códigos de la presentación clásica de las casas de moda. Convirtió sus desfiles en shows, donde la puesta en escena, la música y la coreografía eran casi tan importantes como los vestidos que llevaban las modelos. «Mi única verdadera vocación es el espectáculo», dijo en una ocasión Mugler, que convirtió a sus modelos en auténticas vedetes de sus desfiles-espectáculo. Unas 6.000 personas asistieron en 1984 a un desfile suyo, ya mítico, en la sala Zénith de París, en la que participaron 60 modelos que mostraron 350 sensacionales diseños suyos. En 1995, por el 20 aniversario de su casa de modas, presentó lo que muchos consideran su mejor creación: Maschinenmensch, una armadura robótica totalmente articulada inspirada en el robot de la película 'Metropolis' de Fritz Lang.

Mugler dejó atrás con sus fantasías las formas y las tendencias de su época, convirtiendo con sus siluetas y sus discursos de vanguardia estética a las mujeres en heroínas contemporáneas, en protagonistas de su propio poder o en estrellas tan capaces de ser ángeles como demonios.

«La moda es casi como el cine, todas las mañanas te vistes y diriges tu propia película», decía Mugler, que en 2002 abandonó el diseño de sus colecciones para entregarse al mundo de la escena. Pero queda el poético recuerdo de su extravagancia formal, el vanguardismo de sus 'looks' en los 70, 80 y 90, la inspiración de su corte anatómico e incluso las ventas millonarias de aquel perfume estrella que sacó en 1992 y revolucionó el mundo de perfumería con ese aroma tan dulce que parece sacados de una pastelería.

Kim Kardashian vestida de Mugler en la Gala del Met de 2019. / Archivo

Legendarias fueron sus colaboraciones con David Bowie, Iman, George Michael, los miembros de Duran Duran y su musa Jerry Hall. A lo largo de su carrera Thierry Mugler vistió a famosos como Beyonce, Cardi B, Katy Perry, Rihanna, Demi Moore, Megan Fox, Miley Cyrus, Sharon Stone, Diana Ross o Nicole Kidman.

La noticia su muerte coincide con una exposición en París sobre el universo creativo de Mugler. 'La Chimère', uno de los vestidos más caros de la historia de la moda, da la bienvenida a los visitantes de la muestra en el Museo de Artes Decorativas de París. Este vistoso y colorido vestido, que lució la modelo Adriana Karembeu en la presentación de su colección otoño-invierno de 1997-1998, parece el traje de una criatura mitológica, mitad sirena, mitad pájaro, con su corsé dorado, sus escamas, sus plumas y sus crines de caballo.

La exposición muestra el bestiario fantástico de Mugler, con diseños inspirados en insectos, reptiles, pájaros y mariposas o en criaturas marinas.