Alessandra Rinaudo (en el centro) con Esther Cañadas (izquierda) y otras tres modelos con sus diseños. / Ugo Camera

«Llevo la moda nupcial en la sangre»

Alessandra Rinaudo triunfa en la Barcelona Bridal Fashion Week con una colección para Pronovias Atelier inspirada en la opulencia de Versalles

Gloria Salgado
GLORIA SALGADO Barcelona

El destino de Alessandra Rinaudo apuntaba a Pronovias. Las piezas de la firma tenían un lugar privilegiado en la tienda de su madre en Italia, una de las primeras multimarca de moda nupcial. Un destino del que la diseñadora renegaba, «cansada de hablar todo el día con mi madre de vestidos de novia», dice entre risas la modista italiana, entonces compradora para el establecimiento familiar. Todo cambió cuando visitó a una famosa diseñadora de vestidos nupciales. «Una mujer muy elegante que me impactó. Sus vestidos eran aún más bonitos por dentro que por fuera». Entendió que quería realizar el trabajo que ya desempeñó su abuela como costurera. «Llevo la moda nupcial en la sangre», enfatiza.

Realizó su primera colección en casa, mano a mano con su marido, con quien se casó cuando tenía 22 años. Su vestido, que volvería a elegir sin dudar, lo diseñó ella misma y su abuela lo cosió. «Por eso es uno de los vestidos más especiales para mí», añade, como el que realizó para su mejor amiga. Sobre los que han marcado su trabajo, habla de los de Grace Kelly y Lady Di. «Recuerdo perfectamente estar en el sofá con mi familia y ver su boda por la tele. Era muy joven y para mí representaba una imagen del amor», rememora para este periódico horas antes de presentar su última colección, en esta ocasión como directora artística de Pronovias, en la Barcelona Bridal Fashion Week.

Arriba, Esther Cañadas durante el desfile. Abajo, dos de las propuestas de la colección Versailles 2023 de Atelier Pronovias. / Ugo Camera

El desfile más esperado de la semana contó con una modelo de excepción, Esther Cañadas, de regreso a las pasarelas españolas tras una década sin pisarlas. La 'top', imagen de Pronovias en 1998, protagonizó la presentación de la colección Versailles 2023 de Atelier Pronovias, la marca nupcial más lujosa del grupo. La firma se inspiró en el espíritu de Versalles, en el lujo y la opulencia de la corte real más famosa, recordando a veces la estética de la popular serie 'Los Bridgerton' en el regreso a una ceremonia más formal. «Versailles ha llegado a definir el lujo y la belleza, lo que para mí encaja perfectamente con la alta costura nupcial. Esta colección destaca por la atención al detalle y la exquisitez de pies a cabeza», explica Rinaudo.

Se trata de «una interpretación moderna e innovadora de una de las épocas más fastuosas de la historia de la moda». Tan importante es la innovación, que la italiana ha lanzado a la vez tres diseños de edición limitada en formato NFT, convirtiendo a Pronovias en la primera firma nupcial en el Metaverso.

Los nuevos detalles de estilo desarrollados por Rinaudo y su equipo, al que afirma tratar «como una madre», incluyen grandes mangas desmontables, capas con volantes, nuevas formas de faldas como las de campana y las de columna, y corpiños de encaje. La pedrería y los adornos trabajados a mano son más grandes de lo habitual y predominan en los escotes y puños, mientras que una selección de collares y accesorios hechos especialmente para la colección recuerdan a piezas de joyería de un tesoro real.

Los encajes se inspiran en el célebre símbolo francés de la flor de lis, pero con un prisma abstracto y siempre con «armonía», algo indispensable en cada propuesta de la diseñadora, indispensable en las bodas que copan las portadas de las revistas más prestigiosas.

En las tiendas en septiembre de 2022, la colección de 44 vestidos con tejidos deslumbrantes y adornos extremos se mostró a 1.800 invitados en un espectacular evento en el Pabellón Italiano de la Fira Montjuïc, en Barcelona. Reunió a personalidades como Victoria Federica, con un vestido largo de la línea de fiesta de Pronovias, y su novio, Jorge Bárcenas. La actriz Macarena Gómez, la 'influencer' Alex Rivière o la empresaria Carmen Lomana no se perdieron la cita.