Borrar
Imagen promocional de las populares botas rojas en la página web de MSCHF.
Unas botas para burlarse de la moda

Unas botas para burlarse de la moda

Puntadas con hilo ·

El polémico colectivo artístico MSCHF muestra como la gente es fácilmente influenciable

Domingo, 26 de febrero 2023, 14:03

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Las 'Big Red Boots' (grandes botas rojas) están en boca de todos y en los pies de unos pocos. Pese a lo que podría parecer, no se trata del último lanzamiento de una firma de moda, sino de la más reciente acción del colectivo artístico neoyorquino MSCHF. las consonantes de 'mischief' (travesura). Un experimento social sobre cómo la gente es fácilmente influenciable para tomar decisiones sin sentido, convirtiendo en un capricho efímero un par de botas incómodas de 330 euros.

El proyecto de las botas de goma, conocidas también como las 'Astro boots', en referencia al personaje de cómic Astro Boy, que calza unas idénticas, ha sido todo un éxito. Se viralizaron en la Semana de la moda de Nueva York, antes de que se pusieran a la venta. Ahora están agotadas, aunque mantienen a un buen puñado de personas expectantes en lista de espera tras rellenar un formulario. En cualquier momento pueden recibir un correo diciendo que vuelven a estar disponibles y, una vez realizado el pago, recibirán su pedido en ocho semanas. Un plazo que no ha gustado y ha empujado a algunos de los 'afortunados' a rechazarlas o ponerlas a la venta en plataformas de segunda mano antes de tenerlas en su poder porque, como afirma alguno de ellos en la cuenta de Instagram de MSCHF, cuando las reciban estarán ya pasadas de moda. Mientras tanto, las ponen a la venta por precios que rondan los 2.000 euros.

Sin decir el nombre, desde la página web del colectivo no ocultan que las referencias vienen de diferentes personajes de videojuegos y dibujos animados, como Botas, el nombre del mono que acompaña a Dora la Exploradora. «Para un mundo cool en 3D. La caricatura es una abstracción que nos libera de las limitaciones de la realidad. Si pateas a alguien con estas botas harán ¡Boing!», reza la descripción del calzado, que sigue la estela de la estética de lo irreal, como –aseguran– los imposibles tacones de armadillo con los que el genio Alexander McQueen sorprendió en 2010.

«La irrealidad consigue lo que los dibujos animados saben desde hace décadas: las formas abstractas transmiten su idea central con una inmediatez que una forma totalmente realizada no puede. Cientos de personajes, desde el ratón –en referencia a Mickey Mouse– al fontanero –por Mario Bros– han realizado el mismo ejercicio: ¿cómo hacer un zapato utilizando el menor número posible de primitivas geometrías y que, aún así, se lea al instante?», se preguntan desde MSCHF, que consideran que así se ha creado un símbolo.

«Estas formas de zapato se generalizan en la memoria del público y todas cumplen el mismo propósito: transmitir instantáneamente la idea de 'bota'», porque, como aseguran, «es un tópico del diseño de calzado que la forma de un zapato no es la forma de un pie. En realidad, las botas rojas grandes no tienen forma de pie, pero tienen una forma extremadamente parecida a la de las botas».

Destruir cuatro Birkin para crear sandalias

Entre sus polémicos actos está destruir cuatro bolsos Birkin por 101.700 euros para crear con sus pedazos de piel las sandalias más caras y exclusivas del mundo. La asociación elaboró las que denominaron Birckinstock, de estética idéntica a las populares Birckenstock.

No bastaba con tener una economía saneada para adquirir un par. Los elegidos debían mandar una carta de intención de compra. A continuación, programar una llamada para acordar las condiciones de la transacción. El coste de cada par de sandalias oscilaba entre los 28.000 euros y los 62.700 euros.

Poco después lanzaron al mercado 666 pares de zapatillas que imitaban unas Nike Air Max 97 con gotas de sangre humana por 1.018 dólares, en referencia al versículo Lucas 10:18: Los zapatos se agotaron en minutos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios